PARÍS, Francia, abr. 1, 2016.- La explosión de gas que se produjo este viernes en un edificio del distrito VI de París provocó heridas a 17 personas, entre las que había 11 bomberos que intervenían en un inmueble contiguo, y de los que uno fue evacuado y está hospitalizado en estado grave.

Estas son las cifras presentadas por el ministro del Interior, Bernard Cazeneuve, que en un comunicado manifestó su “pleno apoyo” a los bomberos y su deseo de un “pronto y completo restablecimiento” de todos los heridos.

Los hechos ocurrieron hacia las 12.20 locales (10.20 GMT) cuando una dotación de bomberos estaba trabajando en la extinción de un fuego en la planta baja de la casa vecina y se produjo una fuerte deflagración que destruyó casi por completo las tres últimas plantas.

El comandante Gabriel Plus, portavoz de los bomberos, explicó a los medios que fue “una explosión relacionada con el gas” que podría tener su origen en un escape probablemente debido a un “accidente doméstico”.

Plus sugirió que la fuga de gas, que pudo haberse propagado de la parte baja a la alta del edificio, fue la que “provocó esta explosión”.

Algunos testigos indicaron que desde media mañana se percibía un olor de gas o de plástico quemado.

La policía estableció un perímetro de seguridad en torno al edificio dañado, mientras decenas de bomberos seguían trabajando por la tarde para evitar el hundimiento de los pisos superiores del inmueble afectado.