El rector de la UAEM puntualizó que en la actualidad, el tejido social está lacerado y son las creaciones artísticas, la música y las representaciones teatrales “una luz para el desarrollo de la humanidad”; afirmó que de esta manera, la institución refrenda su vocación cultural, artística y humanista.

La Universidad Autónoma del Estado de México refrenda su vocación cultural, artística y humanista, afirmó el rector Jorge Olvera García, durante la inauguración del Teatro Isabelino “Antonio Hernández Zimbrón”, en el Centro Cultural Universitario “Casa de las Diligencias”, espacio que –dijo el servidor universitario- gracias a las gestiones realizadas por el gobernador Eruviel Ávila Villegas, fue donado a la institución educativa, brindándole certeza jurídica.

Entregó los Premios Jaguares, mediante los cuales la UAEM reconoce el quehacer teatral universitario y a quienes han contribuido al fomento, desarrollo, difusión y consolidación de esta disciplina en el Estado de México.

En este contexto, el rector puntualizó que en la actualidad, el tejido social está lacerado y son las creaciones artísticas, la música y las representaciones teatrales “una luz para el desarrollo de la humanidad”.

Luego de recordar que hace un año firmó el Decreto para la Creación de la Compañía Universitaria de Teatro, sostuvo que designar el nombre de Antonio Hernández Zimbrón a este espacio cultural “es un justo reconocimiento a un actor que ha puesto en alto el nombre de Toluca, que ha enriquecido al teatro universitario con su ingenio sin límites y su profundo amor al arte”.

Abundó que a través de este acto, que se lleva a cabo en el marco del 60 Aniversario de la transformación del ICLA en UAEM, la comunidad universitaria rinde homenaje y celebra la vida del eterno “Don Regino” de la puesta en escena El fandango de los muertos, “actor polifacético, comprometido, orgullo verde y oro”.

Acompañado por la titular de la Secretaría de Difusión Cultural, Ivett Tinoco García, y los directores de Promoción Artística, Alejando Flores Solís; “Casa de las Diligencias”, Uriel Domínguez Contreras, y la Compañía Universitaria de Teatro, Héctor Sánchez Díaz, Jorge Olvera firmó el acuerdo que establece la designación del nombre de Antonio Hernández Zimbrón al Teatro Isabelino, develó la placa conmemorativa y entregó un reconocimiento al destacado artista, con más  de 47 años de trayectoria, quien agradeció el apoyo del rector al teatro, al construir nuevos espacios y consolidar la Compañía Universitaria de Teatro.

Más tarde, en el Aula Magna “Lic. Adolfo López Mateos” del Edificio de Rectoría, Jorge Olvera García, acompañado por los directores de la Facultad de Humanidades, Hilda Fernández Rojas, y de la Escuela de Artes Escénicas, Edgar Miranda Ortíz, entregó los Premios Jaguares, mediante los cuales la UAEM reconoce el quehacer teatral universitario y a quienes han contribuido al fomento, desarrollo, difusión y consolidación de esta disciplina en el Estado de México.

Los Premios Jaguares fueron entregados en 10 categorías: Dramaturgia, a Delfina Careaga Becerra; Actuación, a Juanita Meis Arteaga; Dirección, a Roberto Salvador de la Mora Bueno; Docencia, a Jesús Ángulo Hernández; Investigación, a Jesús Téllez Rojas; Diseño para la Escena, a Juan Carlos Montes de Oca; Promoción, a Antonio Flores; Gestión, a Eugenio Nuñez Ang; también se entregó un reconocimiento especial a Héctor Sánchez y uno póstumo a Luz María Lara.

Después de entregar por primera vez estas distinciones, que a partir de hoy quedan institucionalizados, Jorge Olvera afirmó que de esta manera, la Máxima Casa de Estudios mexiquense refrenda su indeclinable postura de apoyo a la expresión artística de los jóvenes, pero también a la cultura y el arte como igualadores sociales.

En este evento, el rector de la Universidad Autónoma del Estado de México anunció la próxima inauguración de la primera Escuela de Música de la UAEM y dio a conocer que próximamente, se contará con una sala de conciertos.

En representación de los galardonados, Jesús Téllez Rojas reconoció que para la Administración 2013-2017 el teatro es una responsabilidad institucional, porque representan el lado humano que debe polarizar contra cualquier sociedad; agradeció los apoyos que al teatro, cine y las artes en general brinda el rector Jorge Olvera García.