Tras dos embarazos, Jessica Simpson recobra su figura y la exhibió en sus recientes vacaciones bajo el caluroso sol de Cabo, San Lucas, con un bikini rosa con escote de infarto.La actriz y cantante de 35 años fue captada en sus días de descanso por la web de espectáculos “TMZ”, quien difundió su renovada anatomía con un abdomen, piernas y caderas tonificadas, y un busto para dejar boquiabierto a cualquiera.

Además la rubia texana publicó en su cuenta de Instagram otras imágenes con su compañera de viaje y amiga, la estilista Nicole Chávez.

Este año la también diseñadora estadunidense ya había estado en México, en enero en un viaje a la ciudad con Eric Jonhson, su esposo y con su hermana Ashlee Simpson.