La revista Bloomberg publicó un artículo largo y tendido sobre las confesiones de un hombre que ayudó a orquestar fraudes electorales en todo América Latina.

El número de la primera semana de abril de 2016 de Bloomberg Businessweek muestra en portada el rostro del hacker colombiano Andrés Sepúlveda.

<

p style=”text-align: justify;”> 
El artículo, titulado “Cómo hackear una elección” cuenta la historia de Sepúlveda, quien desde la cárcel en Colombia narra algunas anécdotas de cómo ha interferido y ayudado a manipular los resultados de las elecciones en varios países de América Latina.
Él y sus operadores han trabajado en Nicaragua, Panamá, Honduras, El Salvador, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Venezuela… y México.

 Él y sus operadores han trabajado en Nicaragua, Panamá, Honduras, El Salvador, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Venezuela… y México.

<

p style=”text-align: justify;”>
Sin importar el “bando”, los servicios de Sepúlveda eran, en sus palabras “hacer guerra sucia y operaciones psicológicas, propaganda negra, rumores — todo el lado oscuro de la política que nadie sabe que existe, pero todo el mundo puede ver”.
El hacker trabajó para ayudar a políticos como Álvaro Uribe (Colombia), Porfirio Lobo Sosa (El Salvador), Juan Carlos Navarro (Panamá) y en contra de personalidades como Hugo Chávez y Nicolás Maduro en Venezuela y Daniel Ortega en Nicaragua.
En México trabajó durante tres años con el Partido Revolucionario Institucional y su candidato presidencial en 2012, Enrique Peña Nieto.

 En México trabajó durante tres años con el Partido Revolucionario Institucional y su candidato presidencial en 2012, Enrique Peña Nieto.

<

p style=”text-align: justify;”> 
Según la entrevista concedida al semanario norteamericano, Sepúlveda y su gente instalaron equipos de espionaje, malware e intervinieron teléfonos en las oficinas de la competencia. Tanto Andrés Manuel López Obrador como Josefina Vázquez Mota fueron parte de este operativo.

<

p style=”text-align: justify;”>
En cuanto el candidato ganó, destruyeron inmediatamente la evidencia.

<

p style=”text-align: justify;”> 
“Cuando Peña Nieto ganó, Sepúlveda comenzó a destruir la evidencia. Taladró hoyos en discos duros, memorias flash y teléfonos celulares. Frió los circuitos en microondas y luego rompió los restos con un martillo”, dice el artículo.
Parte de su estrategia fue crear perfiles falsos en redes sociales. Los llamados “peñabots” ayudaban a moldear la opinión del público con respecto a temas sensibles, como la devaluación del peso mexicano.

 Parte de su estrategia fue crear perfiles falsos en redes sociales. Los llamados “peñabots” ayudaban a moldear la opinión del público con respecto a temas sensibles, como la devaluación del peso mexicano.

 

<

p style=”text-align: justify;”>Se enteraba de los ~temas sensibles~ luego de hackear los memos del candidato del PRD, Andrés Manuel López Obrador.
El artículo, firmado por los periodistas Jordan Robertson, Michael Riley y Andrew Willis afirma que la campaña presidencial de México en 2012, fue “una de las más sucias de América Latina en los últimos tiempos”.

 El artículo, firmado por los periodistas Jordan Robertson, Michael Riley y Andrew Willis afirma que la campaña presidencial de México en 2012, fue “una de las más sucias de América Latina en los últimos tiempos”.

<

p style=”text-align: justify;”>  Actualmente, Sepúlveda cumple una condena de diez años en Colombia por uso de software malicioso, conspiración, violación de datos personales y espionaje.
Actualmente, Sepúlveda cumple una condena de diez años en Colombia por uso de software malicioso, conspiración, violación de datos personales y espionaje.

<

p style=”text-align: justify;”> 
Sin embargo, está intentando reducir su sentencia y gracias a declaraciones como la anterior busca el apoyo popular.
Estas declaraciones suman a la incertidumbre de la opinión pública en México sobre la forma en la que llegó Enrique Peña Nieto a la silla presidencial.

 Estas declaraciones suman a la incertidumbre de la opinión pública en México sobre la forma en la que llegó Enrique Peña Nieto a la silla presidencial.

 

Hace apenas un par de semanas, el equipo de Carmen Aristegui publicó una investigación especial en donde ligan su campaña presidencial con el Cártel de Juárez.

Presidencia rechaza acusaciones de hackeo a candidatos de elecciones en 2012 #SéUnoNoticias 

<

p style=”text-align: justify;”>
Redacción e información Bloomberg / buzzfeed.com