El actor César Bono decidió jugarle una broma al conductor Reynaldo Rossano, por lo que fingió un infarto en plena transmisión en vivo.

Fue en el programa matutino ‘Hoy’, donde Bono estuvo como invitado, que demostró que él también es bueno para las bromas y le sacó tremendo susto a Rossano.

Mientras Bono platicaba con Raúl Araiza y Jorge ‘El Burro’ Van Rankin, Rossano le llegó por atrás y de forma sorpresiva lanzó un grito que hizo que saltara del sillón en el que se encontraba.

Todo parecía indicar que Bono estaba al borde del desmayo por lo que Andrea Legarreta y Galilea Montijo acudieron a ver qué pasaba, y segundos después el equipo de producción le pidió a Rossano que fuera a los camerinos por una aspirina para aliviar el malestar de César.

Cuando se dirigía a cumplir la orden, Rossano fue sorprendido por las risas de sus compañeros, quienes después lo abrazaron tras el incidente planeado.


Redacción El Gráfico 

Advertisements