Hacer ejercicio es una de las maneras en las que podemos mantener nuestra salud y figura en buen estado, aunque en muchas ocasiones no disfrutemos de la actividad física.Shirley es una abuelita de 78 años que hasta hace un par de años no hacía nada, más que estar acostada en un sillón de su casa, pero decidió cambiar su vida.

Así entró a un gimnasio con su nieta y junto a un entrenador personal comenzó a ejercitarse.

Ahora, gracias a su entrenamiento y su persistencia, puede levantar pesas de alrededor de 225 libras o 102 kilos. Más de lo que muchos pueden siendo jóvenes.

El año pasado, Shirley entró a una competencia, donde rompió el récord de su edad y categoría al levantar pesas de 107 kilos.

Así que si su propósito de este 2016 es bajar de peso o ponerse en forma, pueden seguir el impresionante ejemplo de Shirley. 

Advertisements

¿Qué te parece?