“Si he tomado, si he salido de fiesta, si he usado faldas cortas, como la gran mayoría, por no decir que todas las niñas de mi edad, ¿por eso me van a juzgar?, ¿por eso me lo merecía?, ¿por eso pasó lo que pasó?, ¿por andar de noche con mis amigas? Pregunto a aquellos que criticaron e hicieron paginas para atacarme, entonces yo les pregunto ¿por qué?… digo ya que al parecer ustedes creen que son ‘jueces’ de lo que sucedió”, escribe Daphne Fernández, la menor veracruzana que fue abusada sexualmente por cuatro jóvenes mayores de 18 años, hijos de familias influyentes.

Daphne dijo que sus agresores “no son inocentes […] ellos la verdad, ellos saben lo que paso esa noche y aun así siguen mintiendo”. Foto: Especial.

Daphne dijo que sus agresores “no son inocentes […] ellos saben lo que pasó esa noche y aun así siguen mintiendo”. Foto: Especial.

Ciudad de México, 29 de marzo (SinEmbargo).– Daphne Fernández, la menor de edad víctima de abuso sexual por parte de cuatro jóvenes mayores de 18 años de Boca del Río, Veracruz, la mayoría de ellos hijos de familias influyentes, difundió una carta en su perfil de Facebook en la que lamentó los comentarios y agresiones en su contra, y en la que dijo que sus agresores “no son inocentes […] ellos saben lo que pasó esa noche y aun así siguen mintiendo”.

“He leído muchos comentarios, de todo tipo, acepto que la mayoría son apoyándome, gracias a Dios, de lo que me pude dar cuenta es que la mayoría de las personas que me apoyan o se atreven a comentar, compartir, son gente que no conozco, me siento triste por que me siento sola, sé que no es así pero así lo siento, muchos de mis ‘amigos’ y muchos de mis ‘conocidos’ dudaron y me juzgaron [antes de que salieran los videos] y aun con los videos siguieron o siguen criticando”, relata Daphne en su carta.

En el escrito, Daphne dice que aunque no puede estar segura al 100 por ciento, “yo sé que en las noches lo piensan, antes de quedarse dormidos se acuerdan, no sé cómo no están perdiendo la cordura después de tantas mentiras porque sé que de sus corazones y mentes no podrán borrarlo, podrán decir lo que sea, su abogado podrá inventar mil tonterías, pero en su conciencia va a estar ahí de por vida”.

La menor relata que distintas personas le han exigido dar la cara para contar “su parte de la historia”. “Los que me conocen saben cómo soy y saben que nunca me hubiese gustado estar así de expuesta ¿Que dé la cara? Yo no me estoy escondiendo, no estoy diciendo nada más que la verdad, no tengo nada de que arrepentirme. Por cierto, eso que dijo el abogado que cambié mi versión, es totalmente mentira, yo no he cambiado nada ni lo haré porque simplemente declaré lo sucedido, ni más ni menos”, dijo.

Y agrega:

“Es aterrorizante y muy deprimente para mí el hecho de que ahora digan que es ‘político’, que ‘nos dieron dinero’, que estamos ‘extorsionando’. Dios los perdone, Dios los perdone porque todos aquellos que tienen siquiera esos pensamientos es porque no están en nuestro lugar y sólo lo entenderían estando en nuestro lugar, porque no tienen una sola idea del infierno que se vive”.

Daphne lamentó que se le cuestioné por haber tomado y salido de fiesta: “Si he tomado, si he salido de fiesta, si he usado faldas cortas, como la gran mayoría, por no decir que todas las niñas de mi edad, ¿por eso me van a juzgar?, ¿por eso me lo merecía?, ¿por eso pasó lo que pasó?, ¿por andar de noche con mis amigas? Pregunto a aquellos que criticaron e hicieron páginas para atacarme, entonces yo les pregunto ¿por qué?… ya que al parecer ustedes creen que son ‘jueces’ de lo que sucedió”.

La menor también planteó que aunque muchos han hablado, juzgado, criticado y cuestionado el comportamiento de su padre, “lo que ustedes no saben es que todo lo hizo por mí, muchos dicen ‘aquí hay gato encerrado’, ‘si yo fuera el padre los mato’, si yo fuera ‘esto y lo otro’ , ‘si yo fuera..’ , exacto, no lo son, no saben lo que se siente vivirlo en carne propia y espero nunca tengan que saberlo”.

“Sé que no debería, porque no tengo o debo de darle explicaciones a todas esas personas que dicen ‘yo creo que el padre de la víctima actuó mal’, bueno les contesto: si actuó como actuó fue porque yo no quería nada, ni legal, ni social como salió ahorita, ni absolutamente nada, sólo quería paz y tranquilidad, yo no quería quedar expuesta como pasó ahorita, yo no quería ser juzgada o señalada por la sociedad, yo lo único que quería era un porqué, así que ahí lo tienen, le rogué y supliqué a mi papá que no hiciera nada al respecto y él me contestaba ‘por favor, no me ates de manos, al menos déjame hablar con sus papás, que sus papás sepan que tipo de hijos tienen’. Por eso y nada más fue que habló con ellos y les pidió esas tres absurdas cosas, todo se salió de control cuando empezaron a hablar y decir mentiras después de la junta del Rougier donde curiosamente muchos ya sabían quienes eran las personas del caso que se había presentado”, prosigue Daphne en su carta.
Y finaliza:
“Tristemente esto no terminó como yo hubiese querido, quedé expuesta a nivel nacional, quedé señalada por la sociedad, quedé muy triste y decepcionada de algunas personas, me quedé sin muchas personas que creía que eran mis ‘amigos’, pero bueno, sólo Dios sabe por qué hace las cosas y sólo espero y pido a Dios [que] este infierno termine pronto.¿Cómo terminará? No tengo idea, que se haga lo que Dios quiera que sea. Muchas gracias a todos los que me apoyaron desde un principio, que no tuvieron duda alguna de mi palabra, porque ¿quién en su sano juicio inventaría algo así?. En fin, gracias a todos los que me han mandado mensajes de apoyo y bendiciones”.




LA AGRESIÓN A DAPHNE
La agresión contra Daphne ocurrió en enero de 2015 en Boca del Río cuando cuatro jóvenes: Enrique Capitaine Marín, Jorge Cotaita Cabrales, Diego Cruz Alonso y Gerardo Rodríguez Acosta, la subieron a un auto en contra de su voluntad y la llevaron al domicilio de uno de ellos en el fraccionamiento residencial Costa de Oro y en el baño del inmueble abusaron sexualmente de ella.
Los jóvenes han sido denominados en redes sociales como los “Porkys de Costa de Oro”, presuntamente por pertenecer a una banda criminal integrada por juniors, la mayoría hijos de funcionarios o bien de gente con dinero.
Aunque la violación ocurrió en enero de 2015, la denuncia fue interpuesta en mayo de ese mismo año luego de que la joven decidió contar lo ocurrido a su familia. El padre de la menor, Javier Arturo Fernández Torres, ha exigido a la Fiscalía General del Estado (FGE) y al gobierno de Javier Duarte de Ochoa que los culpables reciban una consignación penal.
En días pasados, el padre de Daphne dirigió una carta a la opinión pública para informar que las familias de los involucrados se han encargado de difamar a su hija.
“Esta carta la dirijo, a pesar de mi inmensa pena y dolor, a la opinión pública para enterar lo que han hecho las familias de los involucrados que, a pesar de saber lo que sucedió, a pesar de haber hablado conmigo, de haberse consternado por la tragedia, de haber reconocido los hechos, de haber filmado videos donde sus hijos se disculpan con mi hija por el gran daño que le hicieron, a pesar de todo esto, se han encargado de atacar, difamar y calumniar inmisericorde e inmoralmente a la víctima, con tal de evitar que sus hijos asuman su responsabilidad por el delito que cometieron”, expuso el señor Fernández Torres.
El asunto está en manos de las autoridades competentes del estado de Veracruz con el número de averiguación INV. MINIST: 592/15/1ESP/VER/05 MESA I.
En un video que circula en redes sociales se observa a los cuatro jóvenes admitir su responsabilidad en el abuso sexual de la menor.
En el caso de Daphne, aunque existe una acusación en contra de los juniors, las autoridades no han hecho nada, pues los padres son personas con influencias en la zona centro de Veracruz.
“Desafortunadamente a casi un año de haber denunciado y con elementos, evidencias y testimonios suficientes para consignar, no lo han hecho. Me pregunto ¿por qué aún no los han consignado? ¿Serán verdad los rumores de que ‘ya tienen todo arreglado y no les harán nada’ por ser parte de la alta sociedad y estar estrechamente relacionados con la clase política de Veracruz?”, cuestionó el padre de la menor en la misiva.
El día de ayer, el Fiscal General de Veracruz, Luis Ángel Bravo, dijo, como lo ha manifestado en distintas ocasiones, que se apegarán a las leyes para resolver la situación de los presuntos agresores que hace un año violaron a Daphne.
En tanto, la abuela de la menor dijo este lunes, en el marco de la marcha que se llevó a cabo en el puerto de Veracruz en apoyo a Daphne, que buscará una reunión con personal de la Presidencia de la República y de organizaciones internacionales, pues en Veracruz el caso está detenido.

Redacción Sin Embargo 

Advertisements

¿Qué te parece?