Toluca, Méx.— A pesar de su baja demanda debido en parte a las restricciones que se impusieron para obtener la suscripción, el Sistema de Bicicleta Pública Huizi, ha registrado la realización de mil 509 “viajes sustentables” en cuatro meses de operación, lo que evitó la emisión a la atmósfera de dos toneladas de Bióxido de Carbono (CO2), aseguró Alejandro Ramón Sánchez Iniestra, director de Movilidad, quien detalló que actualmente el sistema cuenta con 570 usuarios “cautivos”, aunque está planeado para 4 mil.

El funcionario, quien liderea el equipo de expertos que rediseña Huizi, aseguró que no obstante las limitantes que enfrenta el sistema, éste ya rindió sus primeros frutos y cumple su función primordial de ser un medio de transporte sustentable, ya que fue financiado con recursos del Fondo de Cambio Climático, además de que con la reingeniería que se le está haciendo al sistema, se pretende alcanzar a más usuarios en la demarcación.

Aseguró que al cumplir sus cuatro meses de operación, el avance de Huizi, en cuanto a expectativas de usuarios [4 mil máximo], es de 14.7%, muy similar al que presentó Ecobici en la CDMX, cuando en el mismo lapso de tiempo igualmente presentaba un avance de usuarios de 9.5%.

Sánchez Iniestra reconoció que la mayor preocupación en estos momentos de la nueva administración municipal, es que Huizi se popularice y abra las alternativas de suscripción, para que una mayor cantidad de personas puedan acceder a él, por lo cual el uso de tarjeta de crédito, ya no será la única vía de pago.

Mencionó por otro lado que Huizi es además el sistema de bicicleta pública más barato que existe hasta el momento, incluso más que en la Ciudad de México [donde cuesta 400 pesos la anualidad] y el de Guadalajara [465 pesos], pues cuesta 333 pesos; además de destacar la importancia de atraer más usuarios a fin de generar el fenómeno conocido entre los expertos como “de arrastre”, pues está comprobado por estudios que por cada usuario que anda en las calles con su bici, hay otros cinco que se incentivan para hacerlo, es multiplicador, dijo.

El director de movilidad aclaró que Huizi es un sistema “de transporte”, de ahí que los viajes sean solo de media hora, pues están calculados para que se vaya de un lado a otro de la “ecozona” [de 2.8 kilómetros cuadrados], en un lapso no mayor a ese tiempo. Este sistema es de “tercera generación” y opera de las 5:00 de la mañana a las 12:00 de la noche.

Redacción El Universal