Un grupo de 22 hondureños fue auxiliado por la policía municipal de Chiconcuac, luego de que fueron abandonados por traficantes de ilegales en calles de este municipio.

De acuerdo a la información de la policía municipal, el 25 de marzo y durante el operativo “Rastrillo”, se detectó a varias personas en actitud sospechosa; los uniformados les preguntaron sus datos, al ponerse nerviosos corrieron y cuando fueron alcanzados, indicaron que eran de Honduras y venían con más compañeros. Habían sido abandonados por las personas que los trasladaban a la frontera norte.

En total se auxilió a 22 hondureños, incluyendo a 11 menores de edad y una mujer con 8 meses de embarazo; se les apoyo dándoles asistencia médica y desayuno por parte de la dirección de la policía de Chiconcuac. Este grupo de ilegales fue llevado a la casa del migrante en Huehuetoca.