Cd. de México  (27 marzo 2016).- Un sábado salió de su casa en San Luis Potosí y por 14 días su familia no supo de ella, hasta que Martha Vera, de 72 años de edad, despertó en la Cruz Roja de Polanco.

Cómo llegó es un misterio, incluso para la septuagenaria que ahora se recupera en ese hospital.

Vera recuerda que salió el 6 de febrero, pero no sabe cómo recorrió más de 400 kilómetros ni cómo se accidentó en la Ciudad de México.

“Mi mamá estuvo extraviada, se extravió el 6 de febrero, salió de la casa, ella está bien de sus facultades mentales, ya no supimos más, simplemente ya no la encontramos, ya no llegó a dormir en la noche”, recordó Itzi Nájera, su hija.

Durante 14 días estuvieron buscando por todos los medios posibles a su madre en su estado natal, por redes sociales, a pie, con amigos, familiares e incluso contrataron a un investigador privado para dar con su paradero.

Cuando ya no tenían esperanzas de encontrarla, la familia recibió el 20 de febrero una llamada desde la Ciudad de México, en la que les informaban que su familiar estaba hospitalizada en la Cruz Roja de Polanco.

“Hasta el momento es la mejor llamada de mi vida, fue de la Cruz Roja de Polanco”, con lágrimas y conmovida comentó Nájera.

Catalina Torres Gálvez, técnico en urgencias médicas desde hace 28 años en la Cruz Roja, narró que el 10 de febrero les informaron que en el cruce de Luna y Eje Central, en la Colonia Guerrero, estaba una mujer que aparentemente acababa de sufrir un accidente.

“Nos refirieron las personas que acababa de pasar una ambulancia particular y que ya la habían dado por fallecida, ellos de su ambulancia sacaron unas sábanas azules y la cubren”, relató la paramédico.

A los pocos minutos arribó otra ambulancia de Cruz Roja, cuyos paramédicos descubrieron el cuerpo y vieron que Vera comenzó a mover los dedos de una mano, por lo que la trasladaron al Hospital Rubén Leñero.

El diagnóstico médico fue traumatismo craneoencefálico y múltiples fracturas en el brazo, hombro izquierdo, parrilla costal y pelvis.

Las causas que provocaron las lesiones son desconocidas.

Por su gravedad, Vera fue trasladada a la Cruz Roja de Polanco, pues necesitaba que un neurocirujano la valorara para evitar un edema cerebral.

El 20 de febrero la paciente recobró el conocimiento y pudo informarle a los médicos y enfermeras su nombre, su lugar de procedencia y el teléfono de su hija.

A corto plazo sus recuerdos son difusos.

“Yo sólo recuerdo que me caí y que estuve vagando varios días, no sabía para dónde agarrar, para dónde ir, fueron muchos días”, comentó con palabras entrecortadas desde la cama del hospital.

En caso necesario…

La Alerta plateada fue creada para localizar a adultos mayores extraviados.

  • Es una iniciativa de la Secretaría de Desarrollo Social de la Ciudad.

  • Consiste en colocar pulseras a los ancianos con un código de identificación personal y un número de reporte.

  • Los familiares también pueden reportar una pérdida al 56 58 11 11, de Locatel.

  • Tras la llamada, se boletinan los datos del adulto mayor, para localizarlo.

Redacción Reforma.com