El abogado de la diputada que visitó al Chapo en el penal del Altiplano dijo que su cliente no incurrió en irregularidades por lo que no se le puede quitar el fuero. Foto: Alejandro Mendoza
Cd. de México (25 marzo 2016).- Rubén Tamayo, abogado de la diputada Guadalupe Sánchez López, sobre quien la PGR pidió el desafuero por el uso de documentos falsos para visitar al narcotraficante Joaquín “El Chapo” Guzmán en el penal del Altiplano, aseguró que su defensa se basa en que el uso de identificación falsa no es un delito que amerite el desafuero.

  
“El artículo séptimo de la Ley de Responsabilidades de los Servidores Públicos establece ciertos delitos por los cuales se puede hacer un juicio político y el que se refiere a este punto, es decir el uso de documento falso, no se encuentra dentro de esos delitos”, dijo.
-¿El delito de documentos falsos no procede para el desafuero?, se le preguntó.
“Para el concepto de esta defensa no procede”, aseveró.
Tamayo acudió a la Cámara de Diputados a entregar por escrito los argumentos de la diputada panista del Congreso de Sinaloa. Más de 60 cuartillas recibió el diputado priista Ricardo Ramírez Nieto, presidente de la Sección Instructora.
Aunque se negó a responder si Guadalupe Sánchez López visitó o no a el capo del cártel de Sinaloa, el abogado explicó la base de la defensa.
“Vamos a demostrar que ella no tiene por qué ser responsable en el juicio de procedencia, igualmente tendrá que declararse no ha lugar.
“Ella no tiene responsabilidad respecto al delito que se le trata de juzgar, sabemos que es por el delito de uso de documento falso, y nosotros vamos a defender ese aspecto”, expresó.
El abogado afirmó que, en todo caso, el uso de documentos falsos no es un delito grave que amerite el juicio político a los servidores.
“No es un delito grave, al no ser un delito grave pues no tendría que haber un juicio de procedencia”, aseveró.
El 1 de marzo, la PGR, quien la investiga por sus presuntos vínculos con el narcotraficante sinaloense, pidió a la Cámara de Diputados el desafuero de Sánchez López, por uso de documento falso para visitar al capo en septiembre de 2014 cuando estaba en el Penal del Altiplano.
Tamayo no quiso acusar que hubiera un tinte político en la acusación contra su cliente, aunque algo insinuó con la celeridad que se le ha dado al caso.
“Sabemos por voces de varias personas que hay muchas solicitudes de juicio de desafuero antes del la diputada, hay más de 300 a pues este está siguiendo un paso muy acelerado no sabemos por qué razón”, comentó.
La Comisión Instructora de la Cámara de Diputados, que atenderá la petición de la PGR, fue instalada el 11 de marzo con la presidencia del priista Ricardo Ramírez Nieto.
Ramírez Nieto, por su parte, indicó que para el juicio de desafuero no importa que el delito sea grave o no.
“De ninguna manera. Sea delito grave o no, de todos modos hay un delito, si es que se comprueba, desde luego, y si es que la Sección Instructora llegar a ese punto de llegar que hay una responsabilidad y desde luego que procede con total independencia de que no sea un delito grave”, detalló.
El diputado explicó que la Sección Instructora se reunirá el lunes para comenzar a analizar las pruebas entregadas hoy. Confió en que antes del 30 de abril, cuando termina el actual periodo de sesiones, el caso sea votado en el Pleno, pues hasta ahora se están cumpliendo adecuadamente los plazos.
“Después de estos 30 días (de la entrega y desahogo de pruebas), viene un periodo de tres días sucesivos, primero para el Ministerio Público Federal para cheque lo que hay, cuál es el material probatorio, luego otros tres días para la indiciada, para la diputada. Transcurridos esos seis días, viene un periodo nuevamente de seis días común para las partes para que formulen sus alegatos finales y hecho lo anterior, la Sección Instructora estará en posibilidad de emitir su opinión a manera de dictamen el cual será sometido el Pleno de la Cámara”, dijo.
Hora de publicación: 14:59 hrs.

Página 2 de 2

Abel Barajas
Cd. de México (23 marzo 2016).- Lucero Guadalupe Sánchez López afirmó que ella no es quien usó una credencial apócrifa para visitar en en prisión a Joaquín “El Chapo” Guzmán y aseguró que lo demostrará ante las autoridades competentes.

En entrevista con REFORMA, la legisladora sinaloense dijo que no tuvo “padrinos” para conseguir la candidatura que la llevó hasta el Congreso de su Estado y negó haber sido invitada a la política por algún miembro del Partido Acción Nacional.
“Soy totalmente inocente de todo lo que se me acusa. Claro que se va a demostrar y se tiene que demostrar que no fui yo quien usó ese documento. 
“Tengo miedo en la forma de que ellos juzguen injustamente, porque como bien sabemos hay más de 300 juicios que están en el Congreso de la Unión. ¿Por qué nomás a mí me quieren estar hostigando ahora? ¿Por qué ahora se va a reabrir un caso que solamente no tiene magnitud para eso? Y esos casos han sido primero que el mío y están impunes, no se han abierto sus expedientes. Nosotros también queremos una explicación del porqué”, expresó.
En la entrevista, sólo es renuente a responder si conoció a “El Chapo” y las circunstancias en que habría tenido relación con él, pues dijo que es un tema del que no hablará hasta no haber ratificado su declaración ministerial ante la SEIDO.
La legisladora afirma que su corta carrera política se la debe a su labor social en los pueblos de la sierra de Sinaloa -donde llevaba médicos a los enfermos o hacía festejos en Navidad o Día de Reyes- y no a algún patrocinador con dinero ilícito o a un “padrino” en un partido político.
De hecho, asegura que su patrimonio sólo consiste en una casa, un vehículo y una fonda que abre de vez en cuando; y que durante la contienda electoral sólo gastó alrededor de 300 mil pesos, lo que hace que la suya haya sido una “campaña muy pobre”.
Al ser cuestionada sobre sus críticas a los operativos de las Fuerzas Armadas, desde la tribuna del Congreso de Sinaloa, responde que sólo estaba pidiendo que los militares respetaran los derechos de las personas y no que abandonaran la zona, pero fue malinterpretada.
Sánchez López presentará el próximo viernes un testimonio por escrito y sus respectivas pruebas de descargo ante la Sección Instructora que analizará la solicitud de la PGR para desaforarla por el delito de uso de documento falso.
¿Cuánto gastó en su campaña?
Gasté alrededor de 300 mil pesos y fueron aportaciones de lo que correspondía a la campaña, para la propaganda y todo eso, y lo que se gastó no rebasó el límite. Fue una campaña muy pobre, muy digna, hubo mucha gente que apoyó, incluso la gente aportó con sus vehículos.
Eso que se dice de que fui apoyada por el señor (“El Chapo”) en la campaña con vehículos y dinero, eso es totalmente falso, y lo pueden corroborar si ustedes gustan en una entrevista con la gente del pueblo.
Se ha hablado de usted como operadora financiera…
Esto jamás, esta es una de las cuestiones que quería comentar, eso es totalmente falso. ¿Tú crees que si yo tuviera tanto dinero, si yo fuera la financiera de Joaquín “El Chapo” Guzmán, estaría siendo víctima de toda esta atrocidad que están haciendo conmigo? ¡Claro que no, porque ya les hubiera tapado la boca con dinero a todo mundo!
No tuvo competencia interna en el PAN
No, claro que no, pero eso no se debe a nada, el PAN necesitaba candidatos y yo fui en su momento la suertuda, se podría decir así, pero no hubo padrinos, no hubo nada como se ha venido diciendo, eso jamás.
¿Usted trató con Jorge Villalobos, el ex diputado federal del PAN?
No lo conozco.
¿Con el Comité directivo estatal?
Tampoco, no los conozco. Incluso conozco solamente a los que actualmente están y al presidente, que es Edgardo Burgos, que ahorita ya salió de su cargo, pero los conocí -como te digo- en el momento que yo me postulé. 
¿Ellos nunca le hicieron una invitación?
No, yo fui quien se acercó a ellos para pedirles la oportunidad y gracias a ellos tengo esta oportunidad.

Reforma 

Advertisements