La ampliación del Canal de Panamá se inaugurará el próximo 26 de junio, un año y medio después de lo previsto, anunció este miércoles el administrador de la ruta, Jorge Quijano.

“Hemos tomado la decisión después de haber pasado unas pruebas críticas este fin de semana, hemos llegado a la conclusión de que la fecha de inauguración del Canal ampliado es el 26 de junio de este año”, dijo Quijano en una ceremonia junto al presidente de Panamá, Juan Carlos Varela.
“Con la inauguración de este proyecto una vez más reivindicaremos nuestra vocación histórica como ruta de tránsito y punto de convergencia de las civilizaciones. Nuevamente el Canal de Panamá nos permitirá abrir un capítulo en la historia de la humanidad”, dijo Varela.
Para la inauguración, Panamá pretende realizar un gran festejo al que están invitados 70 gobernantes, entre ellos los presidentes de Estados Unidos, Barack Obama, y de China, Xi Jinping, así como los mandatarios latinoamericanos.
El Canal de Panamá, de 80 kilómetros, se encuentra en fase de ampliación desde 2007 para poder recibir buques de hasta 14.000 contenedores, el triple de su capacidad actual.
La conclusión de las obras estaba programada para el 21 de octubre de 2014, pero un calvario de dificultades y desaveniencias entre la administración del canal y el principal consorio a cargo de la obra, así como huelgas de trabajadores, atrasaron su inauguración.
El proyecto consiste en la construcción de un tercer carril con un nuevo juego de esclusas, una en el Pacífico y otra en el Caribe.
Sin embargo, la ampliación, cuyo costo inicial estaba estimado en 5.250 millones de dólares, acumula cerca de un año y medio de retraso por disputas entre Grupo Unidos por el Canal (GUPC), el principal contratista de la obra y la administración del canal.
El momento más tenso se produjo en 2014, cuando GUPC paró las obras por falta de liquidez y reclamos por sobrecostos, después que la autoridad canalera acusara al consorcio de no utilizar el cemento adecuado.
Varias huelgas de trabajadores y la aparición de fisuras en las nuevas esclusas han retrasado aún más el proyecto, que lleva un 97% de avance.
“Somos conscientes que el desarrollo de la ampliación no ha sido fácil y a pesar de los contratiempos surgidos, se ha logrado avanzar exitosamente hacia su culminación”, manifestó Varela.
El costo final de la ampliación también es una incógnita, ya que GUPC, integrada por Sacyr de España, Impregilio de Italia, Jan De Nul de Bélgica, y la panameña CUSA, acumulan reclamos por 3.400 millones de dólares.
Con el Canal ampliado el tesoro panameño espera triplicar en una década los 1.000 millones de dólares que recibe anualmente por el cobro de peajes, especialmente por el transporte de contenedores, granos y gas natural licuado desde Estados Unidos a Japón.
Un 5% del comercio marítimo mundial pasa por el Canal de Panamá, cuyos principales usuarios son Estados Unidos, China y Chile.