México, DF.- Desde anoche se encendieron las luces de la solidaridad con Bélgica, después de los atentados ocurridos en el aeropuerto y el Metro de Bruselas que dejó varias víctimas mortales.
Edificios emblemáticos de la Ciudad de México como el Ángel de la Independencia se iluminó con colores intermitentes entre negro, rojo y amarillo, así el edificio del Senado de la República, y otros monumentos se mantuvieron con el color de aquella nación europea afectada por el terrorismo.

En tanto, en la embajada de Bélgica varias personas colocaron ofrendas florales y veladoras en memoria de las víctimas de los ataques, el inmueble ubicado en la avenida Horacio esquina con Alfred de Nusset, en la colonia Polanco se mantuvo una discreta vigilancia de elementos de la Secretaría de Seguridad Pública y se podían leer pequeños mensaje de solidaridad como “Todos somos Bruselas”.

Advertisements