Morelia, Michoacán.- El procurador de Justicia de Michoacán, José Martín Godoy Castro, confirmó que la madre de las tres niñas de siete, cinco y tres años, cuyos cadáveres fueron localizados ayer en una vivienda de Morelia, confesó que fue ella quien les quitó la vida.

El funcionario estatal precisó que de acuerdo con las declaraciones de la presunta homicida, “estaba jugando con sus hijas” cuando las golpeó con un martillo y posteriormente las asfixió con una bufanda.

La mujer –dijo– argumentó que “no quería que sus hijas sufrieran de grandes”, y aseguró que en tres ocasiones distintas había pensado en quitarles la vida, “pero hasta el día de ayer lo hizo”.

Godoy Castro señaló que familiares de la presunta homicida, quien supuestamente padecía de insomnio y se encontraba bajo tratamiento médico, dieron aviso a las autoridades después de que ella misma les confesó lo que había hecho.

Más Información

Advertisements