La célebre Fontana de Trevi, en Roma, se pintó de los colores de la bandera de Bélgica en señal de duelo por los atentados terroristas en Bruselas, que se hasta el momento dejan 34 muertos y unos 200 heridos.El negro, amarillo y rojo de la bandera belga fueron proyectados sobre este monumento como “gesto de homenaje de Roma y de los romanos a las víctimas” de los ataques terroristas de Bruselas, según reza un comunicado del ayuntamiento de la capital.
Asimismo la enseña belga también fue proyectada sobre la fachada del Campidoglio, sede del capitolino.

La plaza que precede a este edificio acogió una ceremonia conmemorativa en la que participaron, entre otras autoridades, el comisario de Roma, Francesco Paolo Tronca, que ejerce de regidor, y el ministro consejero de la Embajada belga en Italia Hans Timbremont.