El exconsejero delegado de Intel y pionero estadounidense de las computadoras personales (PC), Andy Grove, falleció este lunes a los 79 años, informó la propia empresa californiana, especializada en la fabricación de microprocesadores.
Intel no especificó en el comunicado la causa de la muerte, aunque la prensa de Estados Unidos destacó que Grove, judío originario de Hungría que sobrevivió a la ocupación nazi y emigró cuando su país formaba parte de la Unión Soviética, había sufrido la enfermedad de Parkinson.

El acercamiento de Andy a la estrategia corporativa y liderazgo sigue influyendo en pensadores prominentes y empresas de todo el mundo”, dijo el presidente de Intel, Andy Bryant.

Bajo su liderazgo las ganancias de la compañía pasaron de mil 900 millones de dólares a más de 26 mil millones de dólares.

“Combinó el enfoque analítico de un científico con una capacidad de involucrar a otros en una conversación honesta y profunda, que sustentó el éxito de Intel durante un periodo que vio el surgimiento de la computadora personal, Internet y Silicon Valley”, agregó Bryant.

La etapa de Grove al frente de Intel coincidió con el boom de los ordenadores personales en la década de los 90, multiplicó exponencialmente los beneficios de la empresa y es considerado en el sector uno de los pioneros de la expansión de los ordenadores personales, al lado de figuras como Bill Gates (Microsoft) y Steve Jobs (Apple).