Para alentar la permanencia de los estudiantes de nivel medio superior, la Secretaría de Educación Pública (SEP) distribuyó más de 624 mil becas en los últimos tres años, con una inversión de más dos mil 628 millones de pesos.

La dependencia expuso que si bien la deserción estudiantil estaba asociada a limitaciones socioeconómicas y sólo había lugar para una política pública, el otorgamiento de becas forma parte del Movimiento Nacional contra el Abandono Escolar en la presente administración.

Detalló que ese problema obedece también a factores como la reprobación, la inasistencia y la indisciplina, entre otros, por lo que incorporó nuevas estrategias de atención en los ámbitos académico, social y socioeconómico.

La SEP expuso que una de esas estrategias consiste en la distribución de una caja de herramientas, la cual contiene manuales en temas específicos y relacionados con la prevención de los riesgos del abandono escolar.

Entre las medidas se encuentran el sistema de alerta temprana, tutorías académicas de docentes y pares, acompañamiento de las decisiones de los jóvenes y acercamiento con los padres de familia.

Además, la puesta en marcha de un proceso de planeación participativa, fomento de nuevos hábitos de estudio y desarrollo de las habilidades socioemocionales, entre otros.

Destacó que esas intervenciones contribuyen a impulsar un cambio relevante en la cultura de las comunidades educativas y, por lo que se reconoce que el abandono escolar no es un hecho inevitable.

La Secretaría de Educación puntualizó que con la puesta en marcha del programa Movimiento contra el Abandono Escolar, éste disminuyó 15 por ciento en el ciclo escolar 2011-2012, 13.4 por ciento en 2013-2014 y 12.6 por ciento al cierre del ciclo 2014-2015.

Resaltó que estos resultados muestran un cambio favorable hacia la consecución de la meta, la cual establece reducir el abandono escolar a nueve por ciento en 2018.

La SEP añadió que la asignación de las Becas contra el Abandono Escolar resulta de particular importancia en los primeros meses del ciclo escolar, pues es en este periodo cuando se observa el mayor número de casos de este fenómeno en los planteles de Educación Media Superior.

Advertisements