La empresa argumentó que el año pasado se vendieron muchos teléfonos de cuatro pulgadas. Hizo lo mismo que Sony hace unos años. | Marzo 21 de 2016

Apple presentó este lunes una de sus mayores novedades de los últimos años: el iPhone SE, que va contra la tendencia de la industria de agrandar las pulgadas.

El modelo tendrá una pantalla de 4″ y un procesador A9, con la misma velocidad que el iPhone 6S, su teléfono de 4,7 pulgadas lanzado el año pasado. Lo más novedoso es que llegará a 110 países a fines de mayo.

Su cámara es de 12 megapixeles, pero promete dos características interesantes: una foto panorámica de 63 MP y videos en 4K. 

Su precio será de $399 dólares en su modelo de 16GB (270 mil pesos) y de $499 para el de 64GB, unos 337 mil. Su diseño será una mezcla entre el iPhone 5 y el 6.

En su evento, la empresa estadounidense afirmó que el año pasado vendieron más de 40 millones de aparatos de cuatro pulgadas, la misma dimensión de los iPhones 5, 5C y 5S. Esta movida es similar a la que hizo Sony hace uno tiempo con los modelos Compact de su gama alta Z.