En 2012 la ONU declaró este día como una manera de fomentar el desarrollo del bienestar personal.
El julio del año 2012, la Asamblea General de las Naciones Unidas declaró el 20 de marzo como el Día Internacional de la Felicidad con el objetivo de fomentar el desarrollo del bienestar personal.

Esta medida nació en el reino de Bután, país que durante años ha querido dar prioridad a la felicidad de sus ciudadanos por sobre los ingresos. De hecho en los años 70, sustituyeron el término Productor Interno Bruto (PIB) por el Índice de Felicidad Nacional Bruta. 

Según la resolución de la ONU “la búsqueda de la felicidad” es considerada “un objetivo humano fundamental” e insiste en que los países miembros de la Asamble, promuevan este día por medio de actividades educativas y concienciación.