El Villarreal le metió frenó al Barcelona en la Liga de España. Se sobrepuso a una desventaja de dos goles y firmó una igualada 2-2 con la que puso fin a la racha de victorias ligueras consecutivas de los Culés,  que bajo el mando de Luis Enrique se han quedado en 12. El récord le sigue perteneciendo a Josep Guardiola, quien lo consiguió en la temporada 2010-11.

Aun sin Jona dos Santos, quien no pudo jugar pues aun se encuentra lesionado, el Submarino inició fuerte, desde el minuto seis tuvo la oportunidad de abrir el marcador cuando el delantero Cédric Bakambu realizó un control orientado e intentó superar al chileno Claudio Bravo por alto, pero adivinó la intención.

Pero el Barcelona no se iba a dejar y en el minuto 19 hizo el primer gol del cotejo, el argentino Lionel Messi colgó una falta y tras un rechace fue el croata Ivan Rakitic quien anotó con la zurda entre un mar de piernas amarillas.

Tras ello, iniciaron las jugadas polémicas, pues los de casa pedían la expulsión del defensa Gerard Piqué, quien tocó el balón con la mano cuando ya había sido amonestado, pero el árbitro no lo vio y le perdonó la expulsión.

En el minuto 40 llegó una polémica más: el colegiado señaló como penalti una jugada en la que Sergio Asenjo le arrebató claramente el balón a Neymar dentro del área. El brasileño se encargó de materializar la pena máxima.

En la segunda parte del partido, el Villarreal no se rindió y recortó distancias en el minuto 56. Bakambu aprovechó un rechace de Bravo a tiro de Denis Suárez y marcó a puerta vacía.

Los pupilos de Marcelino García empataron poco después, cuando Mathieu se introdujo el balón en su propia portería tras un saque de esquina ejecutado desde la banda derecha del ataque amarillo y hacer el 2-2, minuto 62.

Con este resultado, el líder Barcelona se quedó con 76 unidades, mientras que el Villarreal, sin Jona dos Santos, llegó a 54 puntos y se ubicó en el cuarto lugar, con lo cual puede pelear su clasificación a Champions League.

FUTBOL TOTAL