La Procuraduría General de Justicia capitalina encabezó el operativo “Mala Copa”, que se llevó a cabo en bares de las delegaciones Cuauhtémoc y Miguel Hidalgo, donde se clausuraron dos negocios y suspendieron actividades de otro por distintas irregularidades, las cuales ponen en riesgo a los visitantes de dichos comercios.

La Secretaría del Medio Ambiente de la Ciudad de México (Sedema) colocó sellos de suspensión a un bar ubicado en la calle Querétaro, colonia Roma Norte, por no contar con Licencia Ambiental Única, por exceder las emisiones sonoras permitidas y no llevar a cabo la separación adecuada de los residuos; en tanto, la Comisión Federal Para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) procedió a suspender el área de cocina por el manejo inadecuado de los alimentos.

Se revisó otro establecimiento localizado en la misma calle, donde se determinó la clausura del lugar y colocación de sellos, por incumplir con las disposiciones anteriores señaladas.

Como parte del dispositivo, se colocaron sellos en un bar de la calle Homero, colonia Polanco, delegación Miguel Hidalgo, ya que el Instituto de Verificación Administrativa de la Ciudad de México determinó suspender actividades, atendiendo a las irregularidades y violaciones en el uso de suelo de dicho sitio.

En el despliegue de seguridad, también participó la Policía de Investigación (PDI), la Fiscalía Desconcentrada de Investigación en Delitos Ambientales y en Materia de Protección Urbana (Fedapur), Ministerios Públicos, la Coordinación General de Servicios Periciales con peritos en materia de fotografía y criminalística

También estuvieron la Dirección General de Derechos Humanos. Asimismo, la Procuraduría Ambiental y del Ordenamiento Territorial (PAOT), la Fiscalía Central de Investigación para la Atención de Niños, Niñas y Adolescentes y la Secretaría de Seguridad Pública (SSP).
Excelesior 

lfm

Advertisements