Los rellenos sanitarios El Milagro y La Cañada, ubicados en el municipio de Ixtapaluca, y Peña del gato, en Chicoloapan, fueron reabiertos la madrugada de este viernes, luego de que el pasado martes  la Procuraduría de Protección del Ambiente (PROPAEM) colocó sellos de clausura.

A partir de ahora el Estado de México recibirá nuevamente las más de ocho mil toneladas provenientes de desechos sólidos urbanos de la Ciudad de México.

Esto luego de que se reunió el titular de la Secretaria del Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), Rafael Pacchiano; el jefe de gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, y el gobernador del Estado de México, Eruviel Ávila Villegas, donde acordaron que los rellenos sanitarios ubicados en tierras mexiquenses se reabrieran.

Nota completa en: MVT