Bruselas, Bélgica (18 marzo 2016).-  El Primer Ministro belga, Charles Michel, informó que tres sospechosos fueron detenidos en una redada en Bruselas, incluso el principal prófugo de los ataques de noviembre en París, el fugitivo Salah Abdeslam.

Michel dijo que las detenciones significan un éxito en la lucha contra el terrorismo.

El Presidente francés, François Hollande, señaló que Abdeslam fue identificado formalmente.

Hollande felicitó al Gobierno belga por una operación que duró varias semanas y advirtió que la investigación no ha terminado y que habrá más detenciones.

El Mandatario francés añadió que pedirá la extradición de Abdeslam.

En la conferencia de prensa junto a Michel, Hollande aseguró que pronto pedirán una orden de extradición y expresó su confianza en que las autoridades belgas responderán de la manera más rápida posible.

Una de las cuestiones por dilucidar tras la detención de Abdeslam es el lugar en que éste será juzgado, si en Francia por ser el lugar donde se produjeron los atentados, o en Bélgica, donde fueron supuestamente preparados.

“Salah Abdeslam estuvo en París en esa noche terrible. Después se escapó (…). Es una certeza que estuvo en París y participó de una manera u otra en los atentados”, dijo el Mandatario galo.

Recordó asimismo que Abdeslam era objeto de una orden de búsqueda y captura internacional.

A la vez, las autoridades belgas y estadounidenses también celebraron la captura a través de Twitter.

Brett McGurk, enviado de Estados Unidos a la coalición contra el autodenominado Estado Islámico, tuiteó: “Felicitaciones a las autoridades belgas por la captura del terrorista del EI Saleh Abdeslam. Nunca olvidaremos a sus víctimas y a todas las del EI”.

En Bélgica, el Secretario de migraciones Theo Francken también escribió en la red social: “Lo tenemos”.

Las autoridades dicen el 13 de noviembre pasado, Abdeslam fue uno de varias personas armadas que atacaron cafés, un concierto de rock en la sala Bataclan y un estadio durante los ataques más letales de París en las últimas décadas, en los que murieron 130 personas.

Horas antes, dos funcionarios policiales franceses dijeron que Abdeslam fue arrestado en el barrio Molenbeek de la capital belga, luego de un gran operativo policial.

Los agentes hablaron bajo la condición de no ser identificados por no estar autorizados a informar a la prensa sobre una operación en curso. Se escucharon dos explosiones en el barrio de Bruselas donde la Policía capturó a Abdeslam y buscaba a otro sospechoso.

La vicealcaldesa de Molenbeek, Francoise Schepmans, explicó previamente que la Policía buscaba a una persona oculta en una casa. Las autoridades belgas informaron que un hombre murió a tiros cuando se aprestaba a dispararle a la Policía.

El muerto fue identificado como Mohamed Belkaid, un argelino de 35 años.

Según los fiscales, se cree que fue uno de los dos hombres vistos con Abdeslam en un auto alquilado en la frontera austro-húngara en septiembre.  Al mismo tiempo, se cree que Belkaid usaba un documento de identidad falso a nombre de Samir Bouzid.

Cuatro días después de los ataques del 13 de noviembre en París, el mismo documento falso fue usado para transferir 750 euros a Hasna Ait Boulahcen, el aparente cabecilla de los ataques en París.

Las huellas de Abdeslam



Además, este viernes la Policía científica belga encontró las huellas dactilares de Abdeslam en los registros efectuados el martes en una vivienda en el distrito bruselense de Forest, informó la Fiscalía federal.

“La Fiscalía federal confirma que las huellas dactilares de Salah Abdeslam fueron descubiertas durante el registro llevado a cabo el pasado 15 de marzo en la calle Dries en Forest”, indicaron en un comunicado.

El fiscal añadió que la investigación continúa de manera activa, de día y de noche, y que no era posible dar más precisiones para no dañar la investigación.

Con información de EFE, El País y Rtve

Redacción Reforma 

Advertisements

¿Qué te parece?