San Luis Potosí, SLP.- Aunque la cascadas de Tamul, clasificadas como uno de los principales atractivos huastecos de SLP, está completamente seca a pocos días del inicio de la temporada vacacional, la gerencia estatal de la Comisión Nacional del Agua, aseguró que los escurrimientos que puedan generarse este fin de semana, permitirá que el turismo nacional y extranjero pueda admirar en su esplendor este paraje natural.
El encargado de despacho Alejandro Vázquez Acosta, admitió que el reporte más actualizado sobre la situación de estas cascadas, cuyo afluente es el río Gallinas, estableció que la actividades agropecuarias y la falta de precipitaciones, generaron que se quedara sin agua este cuerpo ubicado en el municipio huasteco de Aquismón.
El reporte es que dejó de fluir -dijo- pero también tenemos que subió el caudal del río Gallinas, por lo que esperamos que hoy, mañana o el sábado, empiece a tener escurrimientos.

  
El funcionario gubernamental explicó que en el mes de febrero, acordaron con municipios, usuarios y ejidatarios, iniciar un programa de tandeo y después la suspensión definitiva de los riegos, sin embargo, la falta de lluvias copiosas impidió que pudiera mantenerse el flujo necesario y como consecuencia la cascada de Tamul se quedó sin agua, en el transcurso del miércoles pasado.
Las cascadas es la segunda ocasión que se quedan sin agua, la última vez ocurrió en el año 2013, debido a la severa sequía que afectó a SLP.
Pese a que los cañeros de la zona fueron mencionados como responsables de que sus actividades provocaron la falta de agua, Vázquez explicó que la normativa ambiental no establece sanciones para ellos por esa razón, los exculpó de responsabilidades, agradeció su cooperación y dijo que ellos operan amparados en el derecho que les concede sus respectivos títulos de concesión.