Debido a que las condiciones en la calidad del aire no mejoraron y se mantiene la Fase 1 de contingencia ambiental, la Comisión Ambiental de la Megalópolis (CAMe) determinó establecer “medidas extraordinarias”.

A partir de las 5:00 y hasta las 22:00 horas de este miércoles no podrá circular ningún vehículo con engomado color rojo, sin importar el holograma de verificación (1,2, cero y doble cero). El servicio seguirá gratuito en Metro, Trolebús, RTP y tren ligero.

Lo anterior, “en virtud de que los vehículos automotores que circulan en el Valle de México aportan más de 87% de la emisión de óxidos de nitrógeno (NOx) y 32% de Compuestos Orgánicos Volátiles (HC), precursores de ozono”, explicaron autoridades.

La CAMe informó que se mantendrá en sesión permanente en tanto no mejoren las condiciones atmosféricas para la dispersión de contaminantes y se establecerán los procedimiento de seguimiento y vigilancia necesarios para disminuir la contaminación.

Indicó que “los miembros de la CAMe manifestaron su acuerdo a la propuesta de la Semarnat para diseñar una norma emergente que incorpore tecnología de punta en el proceso de verificación vehicular, con el fin de incrementar la certidumbre de las pruebas que se realizan en los verificentros y evitar que circulen vehículos ostensiblemente contaminantes”.

No mejorará el aire. Las condiciones meteorológicas en el centro del país, las cuales no han favorecido la dispersión de contaminantes, continuarán así durante las próximas 36 horas, informó el Centro de Ciencias de la Atmósfera de la UNAM.

Mediante un comunicado de prensa, la institución educativa abundó que la contingencia ambiental se debe a la presencia de un sistema de alta presión que favorece la estabilidad de la atmósfera y vientos débiles, lo que reduce la dispersión de los contaminantes. La red automática de monitoreo muestra que el ozono y los óxidos de nitrógeno mantienen un patrón de producción y acumulación de smog fotoquímico.

Explicaron que el ozono es producto de reacciones fotoquímicas entre los compuestos orgánicos volátiles y los óxidos de nitrógeno, producto de la combustión en motores, plantas de energía y fuentes estacionarias, entre otras. Los compuestos orgánicos volátiles son emitidos por los escapes de los vehículos, la evaporación de gasolina y solventes de uso comercial, industrial y doméstico, de emisiones fugitivas de la industria y de gas LP de uso doméstico, y una pequeña fracción puede tener su origen en la vegetación. Explicaron que el fondo del problema es la expansión urbana desordenada, la cual afecta tanto la calidad del aire como las áreas naturales protegidas, cultivos y recursos hídricos; por lo que se debe revisar, homologar y reforzar el ordenamiento territorial en todas las entidades de la Comisión Ambiental de la Megalópolis”.

En ese sentido, solicitaron a las autoridades la generación de un programa de movilidad a escala megametropolitana que privilegie el transporte público seguro y de calidad.

Monitoreo en centros de salud. En la Ciudad de México hay alerta en todos los centros de salud y hospitales debido a la contingencia ambiental, informó el secretario de Salud local, Armando Ahued.

Después de sostener una reunión de trabajo con diputados de la Comisión de Salud de la Asamblea Legislativa de la Ciudad de México, el funcionario dijo que los hospitales de la capital están al pendiente sobre un posible incremento de enfermedades respiratorias y cardiacas.

“La gente debe de guardarse, las personas que tienen problemas respiratorios crónicos, asmáticos, bronquitis crónica, deben evitar salir a la calle y sobre todo no automedicarse, sino acudir a un centro de salud”, pidió.

Dijo que aunque no se está frente a una situación delicada, se deben tomar medidas preventivas y la gente debe tomar conciencia, por ejemplo revisando si su carro está verificado o afinado.

“Sin duda este es un fenómeno de cambio climático, de uso excesivo de vehículos, es un tema metropolitano y no sólo de la Ciudad de México”.

Dijo que se está en la temporada de las infecciones respiratorias agudas y la contingencia podría elevar el número de casos. Refirió que los problemas respiratorios son la causa más frecuente de enfermedad en la población: en 2014 representaron 60% de los casos de enfermedades reportadas.

Precisó que ante la contingencia se podrían dar casos también de otitis, por lo que de deben tomar medidas de protección. “Tenemos seis hospitales centinelas y el área epidemiológica está al pendiente de los hospitales públicos y privados”, reiteró.

Se aleja la influenza. El secretario de Salud afirmó que la letalidad del virus de influenza es la menor en los últimos años y no hay condiciones de emergencia que obliguen a tomar medidas extraordinarias, como sucedió en la pandemia de 2009.

Detalló que para combatir esta enfermedad se cuenta con el fármaco efectivo, lo que ha permitido alcanzar 99% de cobertura. Explicó que se cuenta con suficiente Tamiflu para hacerle frente a la influenza.

El Universal

Advertisements