Con el propósito de ayudar a los derechohabientes que atraviesan por cuadros  depresivos o que sufren algún tipo de trastorno mental, el Instituto de Seguridad Social del Estado de México y Municipios (ISSEMyM) brinda capacitación constante a su  personal médico que atiende estos casos.

De acuerdo con María Gabriela Parra Arzaga, psicóloga del ISSEMyM, permanentemente el instituto implementa diversas terapias para concientizar a los derechohabientes sobre la importancia de la vida; principalmente en personas de 15 a 29 años y agregó que una de las principales líneas de acción es la prevención del suicidio.

La especialista detalló que la mayoría de los suicidios se pueden prevenir con una adecuada orientación psicológica y sobre todo reforzando la comunicación familiar, por lo que recomendó acercarse a los especialistas y grupos de ayuda para iniciar un tratamiento contra la depresión, factor principal que orilla a los pacientes a intentar quitarse la vida.

Señaló que el suicidio ocurre de manera paulatina y hay varios signos de alerta, por ejemplo, en el caso de los jóvenes es común observar baja de calificaciones, falta de arreglo y cuidado personal; así como manifestaciones orales, escritas y directas de querer atentar contra su integridad.

Parra Arzaga, agregó que en ocasiones el abuso sexual, la violencia intrafamiliar o escolar, el consumo o adicción a las drogas, una ruptura de pareja o desilusión amorosa, la muerte inesperada de un ser querido, conflictos sociales, económicos, e incluso, antecedentes de familiares de depresión, son factores de riesgo sobre todo, cuando no sabe cómo  manejar esas pérdidas.