TOLUCA, México, 14 de Marzo.- Joaquín Archivaldo Guzmán Loera, mejor conocido como El Chapo Guzmán, “se encuentra tembloroso, ojeroso, bajo de peso, muy pálido, y es cada vez menos capaz de sostener una conversación”, reveló su autonombrado defensor, el abogado José Luis González Meza, quien este lunes cumplió diez días en huelga de hambre frente al acceso principal del penal federal de alta seguridad El Altiplano.

González Meza precisó que ese fue el reporte que le proporcionaron la señora Ema Coronel, esposa de El Chapo Guzmán, y sus hermanas, quienes lograron una audiencia de 25 minutos con el presunto jefe del Cartel de Sinaloa, quien permanece recluido sometido a un férreo protocolo de seguridad, en espera de su extradición a los Estados Unidos, donde se le requiere por narcotráfico y delincuencia organizada.

El autonombrado defensor del Chapo Guzmán aseguró que esta semana podrían llegar al penal El Altiplano representantes de organismos internacionales como el Alto Comisionado de las Naciones Unidas (ONU); Comisión Interamericana de los Derechos Humanos; American Wash, Amnistía  Internacional, quienes presuntamente están interesados en resguardar la integridad física y mental del presunto narcotraficante.

Precisó que la audiencia que lograron las hermanas y esposa del Chapo Guzmán fue constantemente vigilada por cuatro guardias especiales. “Estuvieron todo el tiempo los cuatro gorilas, nunca les dieron privacidad, intimidad, están violando los derechos fundamentales del encarcelado y de su familia”, dijo.

Abogado 2

González Meza hizo público que en breve retirará su huelga de hambre, porque va a ser sustituido por otros defensores de derechos humanos que pronto llegarán a la entrada del Altiplano para relevarlo, y dijo que lo primero que hará es ir a la Suprema Corte de Justicia a demandar al Secretario de Gobernación del país, Miguel Ángel Osorio Chong, así como al director de Reclusorios y al director de la penitenciaría federal El Altiplano.

Señaló que la demanda será encausada por diversas violaciones que sistemáticamente hacen a normas nacionales e internacionales en materia de reclusorios, pues “están volviendo un zombi a Guzmán Loera, no lo dejan comer, no lo dejan dormir, y ahora ni lo dejan estar en paz con su familia unos minutos”, concluyó.

Redacción Agencia MVT

Advertisements