La caída del montañista tuvo lugar en la rodilla derecha del volcán Iztaccihuatl, en la ruta denominada Corredor de Totonacos, la cual se utiliza para ascensos y descensos a la primera cumbre del coloso, donde hay un refugio a una altitud de 5 mil metros sobre el nivel medio del mar (msnm).

Esa ruta es considerada por los especialistas como sumamente peligrosa debido al constante desprendimiento de rocas y su prolongado ángulo de inclinación, por lo que se señala como no apta para personas con poca experiencia en materia de montañismo.

Ahí, los especialistas de la Sección de Rescate de Alta Montaña de Cruz Roja Mexicana así como de Socorro Alpino y de Grupos Unidos de Rescate Amecameca, localizaron el cadáver de quien fue identificado como Samuel Hurbain, de 37 años, de origen francés, que presentaba traumatismo craneoencefálico, producto de una caída de más de 300 metros.

El descenso del cuerpo se realizó durante más de 4 horas, participando 54 rescatistas, por la ruta denominada “Cañada de boca tiburón” que se conecta con una brecha hasta donde puede acceder la unidad de rescate 4×4 y llevarlo hasta el paraje La Joyita, donde lo esperaba el resto del grupo de alpinistas, que le rindieron un emotivo homenaje de despedida a su compañero montañista.

A las 16:45 horas se inicia el descenso al municipio de Amecameca para entregar el cuerpo en la Subprocuraduría General de Justicia de Amecameca, donde se realizarán las indagatorias correspondientes y se harán los trámites para la entrega del cuerpo y repatriación.