Toluca, México; 14 de marzo de 2016.- La Hiperlipidemia, es la acumulación de grasa en la sangre, se presenta en forma de colesterol o triglicéridos y en algunos casos puede ser el resultado de la herencia genética.
Israel Vázquez Cruz, endocrinólogo del Centro Médico Ecatepec del Instituto de Seguridad Social del Estado de México y Municipios (ISSEMyM) mencionó que el término correcto es dislipidemia, ésta incluye diferentes problemas como disminución de grasas buenas, incremento de grasas saturadas y otros factores que modifican el estilo de vida.
Al respecto, el ISSEMyM cuenta con un programa de educación en salud, que tiene como objetivo promover y mejorar el estilo de vida de los derechohabientes con dislipidemia, quienes actualmente representan el 50 por ciento de la población que asiste a consulta.
Dijo que algunos de los síntomas de este padecimiento son dolor de cabeza y mareo, que en ocasiones pueden desencadenar infartos en corazón y cerebro.
Señaló que para el diagnóstico de esta enfermedad es indispensable realizar un perfil de lípidos, ya que en la mayoría de los casos esta enfermedad es asintomática.
El especialista explicó que la mayoría de los casos están asociados a malos hábitos alimenticios, por ello recomendó evitar alimentos procesados y grasas que afecten al organismo.

Por último, agregó que el tratamiento adecuado requiere de una reestructuración del estilo de vida, incorporando activación física por lo menos cinco veces a la semana, una buena alimentación y sobre todo aprender a manejar el estrés.