Ciudad de México— Desde hace más de dos meses, Kate del Castillo está en el ojo de los medios y de las autoridades por su acercamiento con Joaquín “El Chapo” Guzmán, pero ella afirma que la relación con el capo se dio porque ella buscaba un reto profesional.

En un artículo que escribió para la revista Proceso, la actriz relata cómo fue contactada en 2014 por los abogados del capo.

A petición de “El Chapo”, afirma, le ofrecieron contar la vida del narco en una película, lo que ella aceptó tras lograr el compromiso de que sólo contaría la verdad y no “una comedia romántica del señor Guzmán”.

“Lo que yo quería era documentar la vida del hombre a quien la nación más poderosa del mundo había nombrado enemigo número uno”, explica.

“Quería hacer algo que nadie hasta esa fecha había logrado”, añade. “No por falta de ganas, sino por el hermetismo y desconfianza que, por mí, Guzmán Loera dejó atrás”.

La reunión con los abogados, explica la actriz, se dio en septiembre de 2014, cuando “El Chapo” se encontraba aún en prisión tras su recaptura de febrero de ese año.

El encuentro se realizó cerca del aeropuerto de Toluca, a donde Kate se trasladó desde Miami en un vuelo privado que, dice, pagó ella misma y luego de que los abogados la contactaron vía correo electrónico.

Ellos le explicaron que Guzmán había recibido ofertas de Hollywood para hacer la historia de su vida, pero se rehusó para darle los derechos a Del Castillo.

“¡¿A mí?! Darme los derechos de su vida… ¡¿A MÍ?! ‘¿Por qué yo?’, les pregunté”, narra la actriz en su artículo.

“Porque la admira”, le respondieron los abogados de “El Chapo”, quien se volvió a fugar en julio de 2015 y fue recapturado en enero, lo que destapó la relación del capo y la actriz.