La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) pidió al gobierno mexicano implementar un régimen de visitas para que Maude Versini pueda convivir con los hijos que procreó con el exgobernador Arturo Montiel.

En su resolución cautelar, el organismo advierte que los menores están en “situación de riesgo de daño irreparable”.

Por lo tanto, pide a las autoridades mexicanas permitir a Versini visitar a sus hijos en condiciones adecuadas, sin restricciones y en un ambiente de normalidad.

La CIDH pide al Estado mexicano “tome las medidas necesarias para proteger el derecho a la familia, la integridad física y psíquica de los niños”.

De acuerdo con el periódico Reforma, el gobierno mexicano tiene veinte días para responder a la solicitud de la CIDH.

Versini interpuso una demanda ante la CIDH el 15 de octubre de 2013; en diciembre pasado, se reunió con sus tres hijos en Toluca, Estado de México, después de tres años de no convivir con ellos.

Fuente: Proceso