Se presume que Carlos Peña se presentó al entrenamiento del lunes en estado inconveniente -se dice que con aliento alcohólico-. Y ante ello, trascendió que la directiva de las Chivas del Guadalajara ingresarían al Gullit al área de Desarrollo Humano para hacer trabajos de rehabilitación.

Además, medios nacionales agregan que los actos de indisciplina del volante mexicano, quien recién llegó al Rebaño en el presente torneo, no son nuevas.

Y ante los duros señalamientos, el propio Carlos Peña salió al paso. En improvisada charla con los medios de comunicación al final del entrenamiento de este miércoles, el Gullit aseguró que todo lo que se ha publicado sobre él, es mentira.

“Son puros chismes. La prensa así es, no me espantó de eso. No pasa nada… No me duele, porque yo sé que no es cierto, pero la verdad es que le están haciendo daño a mi familia. ¡Tengo hijas y lo ven en la escuela! Ellas sufren todo eso”, respondió Carlos Peña.

En materia netamente deportiva, el Gullit apuntó que por cuestiones técnicas quedó fuera de la plantilla rojiblanca que esta noche enfrentara a Dorados, dentro de la Copa MX.

Además, aseguró que trabaja para ser referente del Rebaño, al tiempo que espera marcar diferencia en el Clásico Nacional ante las Águilas del América, duelo que se disputará el próximo domingo.

“Siempre es importante marcar, anímicamente te sientes mejor. Y bueno, siempre es mejor que el equipo gane y saque los tres puntos”, dijo el jugador de las Chivas.

FUTBOL TOTAL