Ciudad de México— Durante febrero, el Índice de Confianza del Consumidor experimentó un descenso de 1.19 por ciento, el más significativo en siete meses, esto tras avanzar 0.72 por ciento en enero, derivado del declive en las cinco variables que conforman el indicador.

Los números del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), ajustados por estacionalidad, detallan que el concepto que evalúa la percepción de los consumidores acerca de la situación económica del País hoy en día comparada con la que prevaleció hace 12 meses mostró una disminución de 3.29 por ciento respecto al mes previo, una variación negativa que por su tamaño es la más elevada desde agosto de 2015, mes en que cayó 4.49 por ciento.

Luego de tres avances, a tasa mensual, consecutivos, el indicador sobre las posibilidades en el momento actual por parte de los integrantes del hogar, comparadas con las de hace un año, para efectuar compras de bienes durables, tales como muebles, televisores, lavadora y otros aparatos electrodomésticos, cayó 2.15 por ciento.

En enero, el componente que mide la expectativa sobre la situación económica de los miembros del hogar dentro de 12 meses, respecto a la que registran en el momento actual, avanzó 0.29 por ciento, pero en el mes siguiente retrocedió 1.30 por ciento.

Al sufrir un revés de 0.97 por ciento el mes pasado, la variable que capta las expectativas sobre la condición económica del País esperada dentro de un año respecto a la situación actual llegó a cuatro meses con variaciones en contra.

El componente correspondiente a la opinión sobre la situación económica de los integrantes del hogar en el momento actual frente a la que tenían hace 12  meses descendió 0.48 por ciento con relación al nivel de enero y de este modo sumó su segundo retroceso mensual.

Redacción de Reforma