Manifestantes lanzaron huevos y jitomates contra el edificio de la presidencia municipal de Cuernavaca, en protesta porque el alcalde Cuauhtémoc Blanco Bravo les concedió una cita para discutir el costo de algunos impuestos, pero al final, los dejó plantados.

Los inconformes, miembros de la Asociación Cívica Morelense Gustavo Salgado, instalaron una mesa “de orientación” a las afueras de la oficina de finanzas del ayuntamiento porque aseguran que existe abuso a la hora de cobrar el impuesto predial y los servicios municipales, pues existen muchos vecinos de la capital que han denunciado aumentos hasta de 300 % en comparación con 2015.

Ante las protestas y marchas realizadas, Blanco se ofreció a recibirlos este lunes a las 10 de la mañana, pero no llegó.

Cuernavaca

El exfutbolista, al parecer, no ha regresado de la Ciudad de México donde el sábado pasado por la tarde jugó “el partido del adiós”, con el equipo de Televisa, Águilas del América, en el que participó alrededor de 25 minutos en el estadio Azteca.

Esto provocó malestar entre los inconformes. Sin embargo, aceptaron que una comisión se reuniera con los secretarios general y técnico del exfutbolista: Roberto Yáñez Moreno y José Manuel Sáenz.

La reunión provocó más molestia. Una de las voceras de la organización, Susana Díaz Pineda, quien además dirige el Centro de Derechos Humanos Digna Ochoa, aseguró que los dos funcionarios respondieron de manera “grosera”.

“Esperábamos una respuesta respetuosa y sin embargo, nos dijeron que los impuestos no pueden bajarse porque las arcas de Cuernavaca no tienen un solo centavo”, reprochó la mujer.

Durante la reunión, relató, les dijeron que Cuauhtémoc Blanco no estaba en la presidencia municipal porque “tuvo que salir de manera intempestiva a la Ciudad de México” y luego la “camarilla” de funcionarios del ayuntamiento los vapuleó.

“A capa y espada nos gritaba (Yáñez Moreno) que exigía respeto cuando estamos viendo que no hay respeto, no hay sensibilidad, no hay voluntad”, acusó Díaz Pineda.

“Cansados de tantas largas” y de la respuesta negativa, los inconformes fueron en comisión a comprar una caja de huevo y varios kilos de jitomate que utilizaron como proyectiles contra el antiguo hotel Papagayo, hoy sede del ayuntamiento capitalino.

Además, mantuvieron por varias horas bloqueados los accesos a las instalaciones donde se encuentran las oficinas del alcalde, los miembros del cabildo, así como el Registro Civil y otras. MORELOS-BLANCO

Esta es la primera manifestación de una organización civil al alcalde Cuauhtémoc Blanco en los 66 días que lleva su gobierno desde el pasado 1º de enero.

Antes hubo una, a principios de febrero, de trabajadores de la empresa que prestaba el servicio de recolección de basura en la que por poco era golpeado por una turba enfurecida, misma que fue reprimida por elementos del Mando Único.

Con información de Proceso

Advertisements