Beirut— Rebeldes tomaron el extremo sirio de un importante paso fronterizo entre Siria e Irak que estaba controlado por el grupo extremista Estado Islámico, informaron activistas el sábado.

La red Comités de Coordinación Local indicó que combatientes respaldados por Estados Unidos del frente sureño del Ejército Libre Sirio mataron a un combatiente del grupo Estado Islámico e hirieron a varios otros en el proceso de tomar el paso fronterizo de Tanaf la tarde del viernes.

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos con sede en Gran Bretaña, que depende de activistas en Siria, indicó que combatientes del Ejército Libre Sirio cruzaron a Siria desde Jordania para perpetrar el ataque.

La agencia de noticias Aamaq afiliada al grupo EI negó la toma del cruce fronterizo. El grupo EI ha controlado el paso, ubicado en el sureste de Siria, desde la retirada de las fuerzas gubernamentales de la zona en mayo de 2015.

Mientras tanto, combatientes del grupo EI atacaron la ruta de suministro del gobierno en la disputada ciudad norteña de Aleppo, matando a 15 soldados, dijo el Observatorio. Las fuerzas del gobierno se defendieron del ataque y aseguraron el camino, según el Observatorio y SANA, la agencia de noticias oficial de Siria.

SANA agregó que las fuerzas del gobierno mataron a decenas de combatientes del grupo EI en los enfrentamientos.

AFP