Colectivos feministas, organizaciones sociales y familiares de victimas de feminicidio caminaron este viernes 5 de marzo del Palacio Municipal de Nezahualcóyotl a el Bordo de Xochiaca, Chimalhuacan, Estado de México donde exigieron la aplicación de la Alerta de Violencia de Género en el Estado de México que a 7 meses de su decreto no ha tenido resultados.
  
Con pancartas las y los asistentes exigieron el derecho a que las mujeres vivan libres y seguras. Explicaron que hoy en día no existe evidencia alguna de un proceso de investigación y depuración de efectivos inmiscuidos o denunciados por actos de violencia en sus núcleos familiares o hacia la población.
Desmintieron que la Alerta de Violencia de Genero esté funcionando pues tan solo en lo que va del año y de manera hemerográfica se han registrado 36 muertes violentas de mujeres, y el Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio ha contabilizado más de 50; la mayor de estos casos ha sucedido dentro de los municipios donde se decretó la Alerta de Violencia de Género.

  
“Dejamos claro que estas acciones no tienen como objetivo interpelar directamente a un Estado ineficiente y cómplice -por omisión o acción- de la violencia que todos los días nos recuerda que ser mujer en el Estado de México es un peligro mortal”. Denunciaron las manifestantes.
Exigieron que se transparente los presupuestos que están destinados para la Alerta de Género así como su verdadera aplicación en los 11 municipios y no solo quede en las palabras protocolarias del Gobernador Eruviel Avila.
Finalmente exigieron justicia para todos los casos de feminicidio y convocaron a todas y todos a crear una comunidad de apoyo y solidaridad mutua, a crear un ambiente combativo y de esperanza. Un movimiento creciente para poner al Estado en el “banquillo de los acusados” y desenmascarar su verdadero carácter criminal, porque cometen directamente muchos de estos crímenes o encubren a los asesinos y criminalizan a las víctimas.
Marzo 6, 2016