La Secretaría de Marina (Semar) y la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) trasladaron ayer a 11 felinos a un santuario de Denver, Colorado, en Estados Unidos.

La Profepa señaló que hasta el momento de su traslado los animales se encontraban en la unidad de rehabilitación Bioparque Convivencia Pachuca, en Hidalgo.
Joel González, director de Vida Silvestre de la Profepa, explicó que fueron trasladados al santuario The Wild Animal Sanctuary, en Denver, seis tigres, dos leones, dos jaguares y un leopardo.
Declaró que todos los animales se encuentran en buena condición de salud, puesto que es un requisito para este traslado, aunque en el momento en que fueron decomisados los felinos tenían huellas de maltrato y abandono.
El funcionario externó que uno de los tigres, llamado Diego, fue decomisado en la Quinta Avenida, en Playa del Carmen, Quintana Roo. Lo utilizaban para la toma de fotografías en la vía pública de esa localidad.
Detalló que el traslado fue preparado bajo las más estrictas medidas para garantizar el menor estrés a los animales durante el viaje, el cual tuvo una duración de 12 horas.
Con el programa de traslado de animales “Dirección obligada a la Libertad”, el secretario de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), Rafael Pacchiano, afirmó que la Profepa concluye su compromiso anunciado en junio de 2015, pero continúa con su obligación y compromiso sobre la preservación y bienestar de los animales rescatados, asegurados y decomisados.
Recordó que en coordinación con la Unidad de Rescate, Rehabilitación y Reubicación de Fauna Silvestre Bioparque Convivencia Pachuca, la Profepa realizó la mayor reubicación de animales silvestres en la historia de toda América Latina.
Durante el año 2015 iniciaron los preparativos para el traslado de 22 carnívoros hacia el santuario The Wild Animal Sanctuary. Los ejemplares fueron producto de rescate de situaciones de maltrato y de entregas voluntarias.
El 22 de junio de 2015, las autoridades mexicanas trasladaron a un león y después en un segundo traslado, realizado el 26 de agosto, fueron enviados 12 felinos, entre ellos, leones, linces, pumas y coyotes.
El programa de la Profepa terminó ayer con el envío de los 11 felinos, por lo que en total fueron 24 animales los que han sido rescatados y reubicados en ese santuario de Denver.
The Wild Animal Sanctuary cuenta con una superficie de 300 hectáreas, en donde alberga 350 especies, entre ellas, leones, tigres, osos y lobos, en áreas extensas bajo semicautiverio.
El secretario Pacchiano expuso que entre el año 2014 y hasta esta fecha, la Profepa ha asegurado mil 482 animales porque sus poseedores han faltado al trato digno y respetuoso.

Advertisements