Whole Foods es una de las compañías de alimentos más conocidas en Estados Unidos, sobre todo por el tema orgánico que manejan en sus productos y que entra en esta nueva corriente de ser sanos a como dé lugar.

Sin embargo, la cadena se vio envuelta en un escándalo, cuando una de sus consumidoras, Nathalie Gordon, denunció uno de sus productos: naranjas ya peladas y dentro de un empaque de plástico, argumentando que no era necesario venderlas así y generar más basura.

Si tan solo la naturaleza tuviera una manera de cubrir estas naranjas para que no tuviéramos que gastar tanto plástico en ellas”, se lee en el mensaje enviado.

A esto, la cuenta oficial de Whole Foods respondió que en efecto era un error y que las quitarían de los estantes.

Esto causó polémica en Twitter, mientras muchos señalaban que realmente era un movimiento absurdo y sólo generaría más basura; otros argumentaron que este tipo de naranjas ya peladas serían de gran ayuda para personas que tienen enfermedades reumatoides, artritis o con otras limitantes en sus manos.

Por favor no lo hagan. Tengo problemas en mis manos. A veces es muy difícil para mí quitar la cáscara.

Con información de Excélsior.