“Si todos estuvieran a mi nivel seríamos primeros”, esa fue la frase de Cristiano Ronaldo que le generó toda clase de críticas el sábado anterior por su decepcionante actuación en el derbi.

Una semana después recibió silbidos y reproches en el Santiago Bernabéu, pero dejó muy en claro que es un futbolista especial y que, tenía bastante razón. Cuando Cristiano Ronaldo se dedica a jugar es un futbolista excepcional, casi imparable. Este sábado tuvo su mejor actuación del año y una que recordará en mucho tiempo, pues regresó al gol desde el balón parado, en un tiro libre magistral, que en el futuro será recordado en su catálogo de mejores goles.

Antes de ese portento de gol, Cristiano marcó un tanto desde afuera del área, también espectacular y después marcó su tercer diana en una combinación excelsas entre Lucas Vázquez e Isco, que solo empujó a la red el luso para alcanzar los 250 goles en la Liga Española.

No conforme, el luso añadió otro de cabeza para firmar un póker (algo que no conseguía un futbolista del Real Madrid ante el Celta desde 1948, Olmedo). Además, consiguió su gol 27 en el curso actual de la Liga y 253 en el histórico del certamen. ¡Una bestialidad!
FUTBOL TOTAL 

Advertisements

¿Qué te parece?