Ciudad de México.— Rosa Isela Guzmán Ortiz, la hija mayor de Joaquín El ChapoGuzmán, aseguró que políticos mexicanos y ex socios de su padre de haberlo traicionado, incluso después de que él financió una importante campaña electoral a cambio de impunidad.

Guzmán Ortiz, reveló para el diario británico The Guardian que poco tiempo después de entrevistarse con Sean Penn, su padre escapó de una persecución ayudado por “funcionarios mexicanos corruptos”.

Así mismo, afirmó que, pese a ser uno de los fugitivos más buscados del mundo, evadió los controles fronterizos de Estados Unidos para introducirse en California, para visitar a sus familiares.

La visita, según Rosa Guzmán, tuvo lugar en 2015 y tenía como objetivo ver la casa de cinco recámaras y un enorme jardín que compró para ella y sus cuatro hijos. “Mi papá depositó el dinero a través de un abogado”.

En la entrevista difundida en español por el semanario Proceso, Guzmán Ortíz explica que su padre compró protección oficial al más alto nivel, enviando a sus representantes a encontrarse con encumbrados políticos o sus personeros.

“Todo lo que sé es que mi papá le dijo a su abogado que le entregara unos cheques al equipo de campaña (de un político) y exigió a cambio que lo respetaran”.

La familia Guzmán estaba considerando presentar públicamente copias de estos cheques, junto con los nombres de funcionarios y políticos que los aceptaron, señaló.

Guzmán Loera se ha fugado un par de veces de penales mexicanos de máxima seguridad: en 2001 de Puente Grande, Jalisco y en 2015 escapó del Altiplano por medio de un túnel, esta última, de acuerdo con la hija de El Chapo, tuvo el visto bueno.

“La fuga de mi papá fue un acuerdo”, afirmó.

En al menos dos oportunidades, fuentes de alto nivel proporcionaron información al líder del Cartel de Sinaloa para que lograra eludir al Ejército.

Hoy en día ciudadana estadunidense, Guzmán Ortiz opera una cadena de pequeños negocios en California y habla fluidamente el inglés.

Ella se compara a sí misma con los narcojuniors –expresión mexicana para los hijos de los capos de los cárteles que llevan una vida privilegiada– pero asegura que todo el dinero que recibió de su padre estaba limpio. “Mis negocios son el resultado de mis propios esfuerzos”, sostiene.

Rosa Isela Guzmán Ortiz, la hija mayor del Chapo Guzmán. Foto: Especial

Redacción siete24.mx