En un lapso de 8 horas, los cuerpo de cuatro personas asesinadas fueron abandonados en los municipios de Nezahualcóyotl y Ecatepec, entre ellos los de dos mujeres y un narcomensaje.

El primer hecho fue reportado en calles de la colonia Hank González, del municipio de Ecatepec, alrededor de as 22:0 horas de este martes por los vecinos de la cerrada de Margaritas, casi esquina con Benito Juárez, cuando encontraron los cuerpos de dos mujeres con el tiro de gracia, uno sobre el otro.

Junto a los cuerpos, cuya identidad no ha sido revelada, se encontraba una cartulina blanca con letras negras en la que se leía: “Síganse pasando de verga, culeros, atte: LGN CDG. Viva México”.

En tanto, también en Ecatepec, pero en en la colonia Códice Mendocino, un hombre de 35 años fue asesinado alrededor de las 23:30 horas en la esquina de Valle de Guadalquivir y Jilotepec.

Al inspeccionar el entorno, las autoridades hallaron una mancha de sangre extendida a lo largo de varios metros, por lo que presumían que la víctima trató de pedir ayuda después de ser herida.

Los paramédicos municipales que atendieron la emergencia sólo pudieron confirmar el deceso e informaron que el cuerpo presentaba al menos dos heridas en la cabeza.

Finalmente, en Nezahualcóyotl, un hombre fue calcinado la madrugada de este miércoles en las inmediaciones de la colonia Campestre Guaalupana.

Los primeros reportes indican que el cuerpo semidesnudo estaba tirado cerca de la esquina de la Avenida 3 y Avenida de las Torres, aproximadamente a las 4:00 horas.

Un par de patrulleros comenzó a inspeccionar los alrededores y encontró el cuerpo recién consumido por las llamas.

El entorno quedó resguardado por los uniformados, en tanto se notificaba a los agentes del Ministerio Público para que se pudiera iniciar la Carpeta de Investigación correspondiente, aunque aún no se establecía el móvil del homicidio.

Personal de Servicios Periciales levantó indicios y trasladó el cuerpo al anfiteatro, aún en calidad de desconocido.

Captura de pantalla 2016-03-02 09.13.31

Foto: Ricardo Moya/Reforma

*Con información de Reforma

Advertisements