El bailarin es el ucraniano Sergey Polúnin.

No tengo palabras para describir lo sorprendente de este video. Tan solo miralo.