Una mujer que llevaba la cabeza cortada de una niña y gritaba “Alá es grande” fue detenida cerca de la estación Oktyabrskoye Pole de Moscú.

Según el diario El Mundo de España, testigos relataron que la mujer “decía que se quería hacer estallar, aunque no sabemos si llevaba una bomba”.

La policía informó que la víctima es una niña de cuatro años y que la agresora es de nacionalidad uzbeka.

La mujer era la niñera de la menor y habría esperado a que los padres abandonaran la residencia para cometer el asesinato.

cq5dam.thumbnail.624.351