El ataque en Muqdadiya, a 80 kilómetros al noreste de Bagdad, se produjo horas después del peor incidente en la capital en lo que va del año, en el que al menos 78 personas murieron el domingo en un distrito chií.

Funcionarios de seguridad y la policía de Diyala dijeron que el objetivo del ataque fueron dos comandantes de un grupo de la milicia chií que estaban en el funeral de un familiar.
Otras 55 personas resultaron heridas, dijeron fuentes.
El EI se adjudicó el hecho, de acuerdo a un comunicado publicado en la cuenta de Twitter del grupo de control SITE.
Las fuerzas iraquíes declararon la victoria sobre los insurgentes en Diyala el año pasado, pero el EI se ha mantenido activo.