Anoche dos mexicanos hicieron historia: Iñárritu, ‘El Negro’, al llevarse su segundo Oscar consecutivo a Mejor Director y Lubezki por el tercero consecutivo por Fotografía; DiCaprio por fin gana a Mejor Actor y la raza negra acapara los reflectores
oscar1_1

México triunfa por tercera vez. Tal vez sería ridículo adjudicarse un triunfo, volverlo nacionalista, cuando se trata de producciones extranjeras y, sobre todo, de piezas artísticas que tienen que ser tratadas como algo  universal. Primero fue Alfonso Cuarón por “Gravity” (2013), después Alejandro González Iñárritu con “Birdman” (2014) y ahora, haciendo historia como uno de los únicos tres cineastas que han ganado el Oscar a Mejor Director dos veces consecutivas, Iñárritu se lleva a casa el premio nuevamente por “The Revenant”. Un trabajo de nieve, dolor y filmado en condiciones difíciles que hizo historia para los tres mayores involucrados, los tres máximos pilares que hacen de esta historia de venganza y sufrimiento una obra mucho más poderosa de lo que cualquiera hubiera imaginado. Intensa dirección, poderosa actuación y bella fotografía.

oscar13

Aunque “The Revenant” no fue la que más premios se llevó, a pesar de ser la más nominada, ni tampoco se hizo con el premio a Mejor Película, arrebatado por “Spotlight”, sus triunfos no son menores. El director mexicano se une a John Ford y Joseph L. Mankiewicz, los únicos cineastas que habían ganado dos veces seguidas el máximo premio por su dirección, un logro que se vuelve mucho mayor si recordamos que fue hace 66 años la última vez que aconteció semejante evento. Así mismo, al ganar Mejor Fotografía, Emmanuel “El Chivo” Lubezki se vuelve el primer cinefotógrafo en la historia en obtener tres de estos premios de forma seguida (antes por “Gravity” y “Birdman”). Y por último llega el esperado primer Oscar para Leonardo DiCaprio, quien por fin se coronó como Mejor Actor luego de cuatro nominaciones previas. Muy agradecido debe de haber quedado con “El Negro” Iñárritu, quien sin duda fue el gran triunfador de esta temporada de premiaciones.

oscar12

La ceremonia conducida por Chris Rock entregó casi todos los Oscar que se esperaban: Brie Larson por “Room”, Alicia Vikander por “The Danish Girl” y Mejor Película Animada para “Inside Out”, pero eso no significa que haya estado exenta de sorpresas. Primero que nada “Mad Max: Fury Road”, que llegó a toda carrera sorprendiendo en la ceremonia y se alzó con un total de seis estatuillas, la mayor cantidad para una película, aunque todas en aspectos técnicos: Diseño de Vestuario, Diseño de Producción, Peinado y Maquillaje, Edición, Edición de Sonido y Mezcla de Sonido, ante la mirada molesta de Iñárritu que aquí vio varias de sus aspiraciones perdidas. Pero dentro de lo técnico también hubo giros inesperados, pues mientras “Mad Max” arrasaba con todo a la velocidad de un automóvil en pleno desierto post-apocalíptico, de pronto se apareció “Ex Machina” para quitarle el premio a Mejores Efectos Especiales.

oscar11

Pero si de sorpresas hablamos, la más grande de todas fue la de Mark Rylance a Mejor Actor de Reparto por “Bridge of Spies”, un triunfo que según los pronósticos estaba destinado a Sylvester Stallone, por interpretar por séptima vez a Rocky Balboa en “Creed”, la cual también fue una de las grandes olvidadas por el Oscar. Otros triunfos destacados fueron el de Ennio Morricone por el soundtrack de “The Hateful Eight” de Quentin Tarantino, que fue la primera vez que se lleva el Oscar este legendario compositor.

oscar10

Pero lo que sí no sorprendió fue que toda la ceremonia estuviera enmarcada en el discurso de los actores negros, quienes aparentemente no recibieron suficiente atención por parte de la premiación, según la polémica desatada por Will Smith, Spike Lee, entre otros. No por nada el comediante negro que condujo tuvo el tino de abrir la ceremonia hablando del tema, aderezando luego con capsulas como mostrar algunas de las películas nominadas con algún afroamericano.

oscar9

Entre presentadores extraños como los Minions, Buzz Lightyear y Woody y las estrellas droides de “Star Wars”, R2-D2, BB-8 y C3PO, presentaciones en vivo de las canciones nominadas (cuya triunfadora fue “Writting’s on the Wall” de Sam Smith, tema de la más reciente película de James Bond, “Spectre”), el documental ganador “Amy” y el triunfo chileno del corto animado “Bear Story”, lo que la entrega número 88 quiso resaltar fue que no había desigualdad de razas. Lo cual queda bien resumido en el discurso de Iñárritu al ganar el Oscar, recordando una de las frases de “The Revenant”: “Qué mejor oportunidad para nuestra generación de liberarnos del prejuicio y de esta mentalidad tribal y de asegurarnos que por siempre el color de la piel sea algo tan irrelevante como el largo de nuestro cabello”.

oscar3

 

Advertisements

¿Qué te parece?