La cantante se portó “buena onda” con los agentes de tránsito, quienes le terminaron perdonando una multa.

Hay personas que se dan el lujo de ignorar el reglamento de tránsito: el Papa, políticos, amigos de políticos, policías de alto rango, Mancera, amigos y familiares de Mancera, y claro, uno que otro famoso.

Una de ellas es Alejandra Guzmán, quien cometió una violación al reglamento de tránsito pero tuvo la suerte de ser detenida por personal que resultó ser su fan.

Verás, a la cantante la detuvieron sobre Paseo de la Reforma de la Ciudad de México debido a que su camioneta trae vidrios polarizados arriba del 20% permitido y cuya falta se hace acreedora a una multa que va de los 1,399 pesos a los 2,098 pesos, además de que amerita corralón.

No obstante, La Guzmán se libró de pagar la multa a cambio de una selfie. Bastó una que otra sonrisa, intercambio de palabras y una fotografía. Todo le fue perdonado.

56ce1180dafa0_620x0 56ce1180e440a_620x0 56ce1180d0b51_620x0

Las pruebas fotográficas pueden verse en el sitio web de la revista TV Notas.

Advertisements

¿Qué te parece?