Para mantener el plantón que encabezó Andrés Manuel López Obrador en Paseo de la Reforma y distintas movilizaciones y actividades orientadas a su campaña electoral en 2012, el Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) entregó 144 millones de pesos al tabasqueño en seis años, aseguró el ex tesorero de este sindicatoAlejandro Muñoz.

Además se unió al llamado que la semana pasada un grupo de jubilados para pedir al Instituto Nacional Electoral (INE) que no le den carpetazo a las denuncias que presentaron por el presunto uso irregular de dichos recursos en la campaña presidencial de López Obrador en la elección pasada.

El ex trabajador del sindicato, quien fue responsable de entregar los pagos al personal del SME entre 2005 y 2010, sostuvo que el líder del gremio, Martín Esparza, mostró cuentas por gastos de viáticos por un millón de pesos a la semana, los cuales le fueron pagados con presupuesto del sindicato.

Esto significó recursos sin comprobar por cuatro millones de pesos mensuales. Muñoz sostuvo que al menos dos de esos cuatro millones, eran entregados al equipo de López Obrador cada mes entre 2006 y 2012.

“En el sindicato sólo hay una entrada de dinero que son las cuotas sindicales que enviaba la Compañía de Luz (Luz y Fuerza del Centro) al sindicato. Martín junto con sus colaboradores cobraban notas de consumo, sobre todo en restaurante, por un millón de pesos semanales, por mucho que comas caviar no te gastas eso en comida”, manifestó Muñoz.

Dijo que es la comisión de Hacienda en el sindicato la que supervisa y autoriza los gastos, por lo que él, en su calidad de tesorero, estaba obligado a pagar dicho recurso ya avalado al fungir sólo como un “pagador”.

Agregó que el dinero se “entregaba a López Obrador y algunos organismos pequeños, pero la mayoría se iba a los movimientos de López Obrador. Se entregaba en efectivo, yo dos veces asistí a la entrega de ese dinero en un restaurante yucateco que está a dos calles de la Secretaría de Gobernación. No iba López Obrador, pero sí gente cercana a él”.

Explicó que mientras Esparza se quedaba parte del dinero, “en promedio se le daban dos millones mensuales” para el excandidato presidencial, lo que representa 24 millones por año y 144 millones de pesos por los seis años.

A pesar de que en 2009 se declaró la extinción de Luz y Fuerza del Centro, Martín Esparza seguía teniendo el control de millones de pesos de los trabajadores y jubilados, además de los ingresos por el uso de las instalaciones del sindicato, como los deportivos, por lo que siguió aportando los recursos para López Obrador.

La semana pasada Alfredo Ríos Solís, representante de los jubilados del SME, y Gabriel Aguilar Calvo, dirigente de trabajadores jubilados, llamaron a que se investigue el desvío de recursos que denunciaron ante el entonces Instituto Federal Electoral (IFE) en 2012.

Solicitaron una investigación sobre los hechos que, afirmaron, afectan a 29 mil trabajadores y 15 mil Jubilados que piden se les devuelvan sus recursos.

Tanto Ríos como Aguilar estimaron que éstos ascienden a 66 millones; sin embargo, el extesorero aseguró que la cifra se quedó corta y la cantidad real ronda en los 144 millones de pesos.

mex03220216

La razon.com.mx