El presidente Enrique Peña Nieto anunció este lunes que se adelantará la importación de gasolinas y diésel, además indicó que el fallo de la cuarta licitación de la Ronda Uno será en diciembre próximo.

Con estas y otras acciones, el presidente busca impulsar la reforma energética pese al panorama internacional negativo.

“Independientemente de lo que ocurra en el entorno internacional, México sigue adelante con la implementación de la reforma energética”, dijo el mandatario durante la ceremonia en la que recibió el premio Global Lifetime Achievement, por la transformación de la industria energética en México.

Peña enlistó tres puntos con los que impulsará la reforma energética:

Se adelantará el permiso para la importación de combustible de terceros, lo que significa que a partir del 1 de abril de 2016 cualquier empresa podrá importar gasolinas y diésel, lo que se reflejará en mejores precios para el país.

La licitación de la primera línea de transmisión de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), con participación privada. Será la primera acción que se llevará a cabo en el segundo trimestre de este año con una inversión estimada de 1,200 millones de dólares.

Lee: Caída de crudo no frenará la reforma energética: Peña Nieto

Esta obra de infraestructura servirá para que “la energía limpia, eólica e hidráulica del Istmo de Tehuantepec fluya y alimente la demanda del centro del país a 600 kilómetros”, explicó el mandatario.

Además anunció que en los primeros días de diciembre, se llevará a cabo la cuarta licitación de la Ronda Uno, para la extracción de hidrocarburos de pozos en aguas profundas del Golfo de México.

Los precios internacionales del petróleo y la mezcla mexicana han regist12744759_10154000283949337_3931427032249283410_nrado caídas a mínimos en los últimos meses, afectadas por una sobreoferta en el mercado, mientras que los productores no han concretado un acuerdo para recortar la producción y ayudar al precio del energético.

Además, una menor venta de petróleo ha afectado las finanzas de Petróleos Mexicanos (Pemex), quien ha tenido que hacer recortes en su plantilla laboral y ajustar sus gastos.

“Este no es el momento para detenernos, es el momento para seguir adelante”, reiteró el presidente luego de mencionar los bajos precios del petróleo que se registran a nivel internacional.