Tras el nuevo recorte al gasto público anunciado por el Gobierno Federal, la Unión Industrial del Estado de México (UNIDEM) llamó ayer a las autoridades estatales y municipales a reducir su presupuesto de egresos, eliminar pago de sueldos a “aviadores” y asesores, prácticas desleales y de corrupción, aumento de precios y promover la cultura de la denuncia, el pago de impuestos y la civilidad.

Sin embargo, la mayoría de los Gobiernos locales ya han hecho lo anterior, incluso con recortes graves de nómina que afectan a familias mexiquenses que quedaron sin ingresos.

Francisco Cuevas Dobarganes, vocero de la agrupación industrial, consideró que el problema de reducción de ingresos debe ser visto como una oportunidad en los tres niveles de Gobierno, pues es el momento en el que se deben de hacer ejercicios de mejora continua y de optimización de gastos, sin afectar áreas prioritarias como seguridad.

“Es muy importante que los recortes en los gastos de gobierno no toquen los recursos orientados a la seguridad y la procuración e impartición de justicia, ya que vivimos una situación de crisis institucional que tiene sumido al país en la anarquía en estos temas y no es momento de recortarles gastos”, consideró Cuevas Dobarganes.

Advirtió que independientemente de las acciones que lleve a cabo el gobierno, es prácticamente un hecho que el país enfrentará una sensible desaceleración económica que ocasionará pérdida de empleos, cancelación de obras de infraestructura y hasta una baja en la calidad de los servicios públicos.

Consideró que es momento de revisar las condiciones contractuales de los funcionarios de gobierno, principalmente en dependencias como Petróleos Mexicanos y Comisión Federal de Electricidad, pues son desproporcionadas con respecto a la iniciativa privada.

Detalló que los temas que deben ser analizados son la edad y condiciones para pensionarse, pues es inmoral que con tan poco tiempo laborando se puedan retirar los trabajadores, bajo las condiciones de sueldo y prestaciones con que lo hacen.

Finalmente, ante la crisis económica que enfrenta el país, Francisco Cuevas apuntó que es momento de romper con las prácticas e inercias que dañan al país, como abrir las licitaciones a más empresas, pues solo dan oportunidades a las mismas de siempre, que cumplen con las condiciones a modo de las convocatorias.

Fuente: El Sol de México

Advertisements

¿Qué te parece?