La Procuraduría General de Justicia del Estado de México (PGJEM), desmintió que las instalaciones del Servicio Médico Forense (Semefo), ubicadas en la ciudad de Toluca, se encuentren cerradas debido a un aparente riesgo de infección, versión que manejaron algunos medios.

A la par de lo anterior rechazó que los cuerpos a los cuales se les tiene programada la autopsia hayan sido enviados a Lerma.

Previamente se difundió que el riesgo de infección surgió derivado de la llegada de un cuerpo proveniente de la Clínica 220 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), contagiado con la bacteria Acinetobacter Buamanni, la cual puede causar infecciones respiratorias, urinarias o meningitis.

El trascendido informó que a partir de que se detectó la peligrosidad por contagio del virus, el Semefo cerró sus puertas desde el domingo a las 18:00 horas, sin embargo Hoy Estado de México acudió a constatar lo anterior y en el inmueble no se encontraban colocados los sellos que certificaban dicho cierre.

Asimismo, no se observó que personal médico realizara labores de limpieza o desinfección.